Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

El curioso y mítico origen de Stonehenge

Hoy en La Vida Cotidiana viajamos atrás en el tiempo pero intentar hablaros sobre las distintas teorías que se han dado para explicar cómo se pudo construir el complejo megalítico de Stonehenge. ¡Todo un misterio!

Nos trasladamos a hace unos 5.000 años, en torno al 3.000-2.500 a.C. En esa época en la zona de la llanura de Salsbury, a 100 kilómetros al oeste de Londres –Inglaterra- se comienza a construir uno de los enigmas más grandes de nuestra historia. Y es que no hay datos sobre qué civilización construyó este complejo ni el tiempo que se necesitó para erigirlo, nada, simplemente permanece hasta nuestros tiempos y miles de años después aún lo podemos contemplar sintiéndonos como un don nadie al pensar que con herramientas sumamente básicas y arcaicas podían mover y colocar estratégicamente piedras con pesos que alcanzan varias, incluso decenas, de toneladas.

Su origen es incierto. Hay muchísimas teorías y es que al tener un origen tan antiguo, en las diferentes épocas de nuestra historia hay escritos donde ya se preguntaban sobre el origen de Stonhenge: origen de druidas, del Mago Merlín, intervención divina, que las piedras fueron traídas por gigantes e incluso un origen extraterrestre. De todo tipo. Nosotros vamos a hablaros sobre orígenes empíricos, formas que la ciencia baraja que con los recursos de la época se pudo construir Stonehenge.

Pero… ¿cómo es Stonhenge?

Antes de hablar sobre su construcción os vamos a describir un poco este complejo megalítico para que os hagáis una idea de lo colosal del proyecto.

No todo se conserva del complejo original pero de exterior a interior de los anillos concéntricos de este conjunto de columnas se localizan:

  • Treinta columnas de sección rectangular con un dintel sobre ellas colocadas equidistantes en un círculo de casi treinta metros de diámetro. De estas treinta columnas solo existen actualmente diecisiete y de los dinteles, solo seis.
  • En el anillo concéntrico localizado tres metros más hacia el interior, se ubican sesenta bloques de piedra a modo de columnas verticales de unos dos metros de altura cada uno coronados también por dinteles. De todos estos elementos solo existen actualmente veinte bloques.
  • Más en el interior hay una formación en herradura de cinco estructuras formadas por dos columnas con un dintel de unos cuatro metros de alto y el central, de ocho metros. Traducido a peso se estima que esta pieza central puede llegar a las veinticinco toneladas de peso.
  • En el interior de esta herradura se erigen otros diecinueve bloques de piedra que rondan los tres metros de altura.
  • Y finalmente, otra piedra central, la piedra del altar, también de una altura considerable de unos cinco metros que se apoya directamente sobre el terreno.

Curiosidades de Stonehenge

También requiere conocer unos tecnicismos, unas palabras que definen cada una de la tipología de columnas y dinteles que conforman Stonehenge. Así, por ejemplo, tenemos los menhires que son los pilares; los trilitos o dolmen que son los dos pilares con el dintel sobre ellos; y el cromlech que es el conjunto de menhires que conforman un círculo.

La construcción del Stonehenge

Ahora sí, ya te vamos a hablar sobre cómo se piensa que pudo se la construcción de Stonehenge. Pero no solo es el momento de trazar y erigir los menhires y trilitos justo en el lugar adecuado sino el transporte de los materiales hasta la llanura de Salsbury. Todo una hazaña para la época transportar piezas de varias toneladas hasta el lugar. Y es que los menhires son de un tipo de roca que procede de Gales, la llamada “piedra azul”. ¿Qué significa que sea de Gales? Que para llegar hasta esta llanura en el camino se interponía un tramo de mar. ¡El más difícil todavía!

Lo más probable es que para transportar las piedras por la costa galesa se fabricaran balsas de un gran tamaño en el que se colocaban estas grandes piedras y en una larga travesía por mar se adentrara a la isla por el río Avon hasta la ciudad de Bath y de allí hasta el destino final se transportaran las piezas mediante rodillos. Una vez allí la colocación de forma vertical sería colocando los menhires sobre un foso mediante sistemas de palancas y poleas, por supuesto todo sistemas arcaicos propios de hace 5.000 años. Y por último, las piezas horizontales de los dinteles se colocarían a través de plataformas que poco a poco irían aumentando la altura hasta que cayeran sobre las piezas verticales.

Formación de Stonehenge

Leyendo este párrafo puede dar a entender que la construcción de Stonehenge pudiera ser cosas de unos meses o unos años: una construcción rápida. Ni mucho menos fue así. Podéis entender que fuera un proyecto mastodóntico para la época (lo sería aún en nuestros días). Más de cuarenta generaciones trabajaron en este complejo megalítico a lo largo de los 1.500 años que se estima que se tardó en construir la totalidad de Stonehenge.

Se han hecho pruebas recreando al máximo las condiciones en las que se podrían encontrar en esa época para construir esas balsas que transportaran las colosales piezas desde Gales, para moverlas sobre tierras o para colocarlas vertical y horizontalmente. Te ponemos en enlace de un documental donde tratan de explicar estos temas de forma más profunda y no con simples pinceladas y muchas cosas más que nos hemos podido dejar en el tintero sobre el origen de Stonehenge. Esperamos que el idioma no sea un problema 🙁


  Un saludo. La Vida Cotidiana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *