Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

Los estornudos fóticos

By on 26 octubre, 2015

Hoy te traemos otra curiosidad sobre el cuerpo humano. Puede que la sepas porque la conocías o porque te sucede a ti o tal vez sea la primera vez que lees sobre el tema. Para unos y otros te hablamos sobre el curioso caso de la gente que estornuda mirando una luz.

Pues sí, hay gente que cuando dirige su mirada hacia un foco luminoso de cierta importancia, como el sol o una bombilla en la oscuridad de la noche, le puede dar por estornudar una o varias veces.

Puede parecer raro pero afecta más o menos, a una de cada cuatro personas en el mundo, entre un 18 y un 35% de la población mundial sufre de estos estornudos lumínicos.

¿Cómo y por qué se producen?

Varias son las teorías que buscan la explicación a este hecho, y es que es una acción que no se tiene respuesta clara, como pasa con otras acciones e nuestro cuerpo tal como el hipo o el bostezo.

De las teorías más aceptadas es la que tiene que ver con el nervio trigémino. Este nervio es un nervio craneal que se ramifica en el nervio maxilar, mandibular y oftálmico.

Una de las teorías trata de que cuando la rama oftálmica se estimula puede afectar a la rama maxilar que es el que provoca, entre otras cosas, el estornudo.

Otra, es la que ocupa al nervio trigémino y al óptico y la interferencia entre estímulos entre ellos. Al localizarse uno cerca del otro, si el nervio óptico recibe una estimulación luminosa muy grande puede estimular a su vez al nervio trigémino, produciendo finalmente el estornudo fótico.

Un nombre peculiar

A veces, las siglas de muchas enfermedades o casos curiosos en el cuerpo humano, o en cualquier otro ámbito, tienen un significado particular para algunas personas o pueblos. Luego, al descubrir lo que oculta cada letra, sabemos que nada tiene que ver con lo que se nos viene a la cabeza pero hace que sea muy difícil de olvidar para nosotros.

Es el caso de la denominación del fenómeno del estornudo fótico. Si eres, o has vivido, del sureste español, en concreto de la Región de Murcia, o conoces a alguien de allí, te será muy difícil de olvidar que el nombre que se le da a este caso es el síndrome ACHOO. Ya sabéis a lo que nos referimos, ¿verdad?

estornudo fótico

Las siglas no significan llamar a alguien desde lejos, o quejarse de mala gana como podríamos hacer los murcianos, sino que ACHOO significa Autosomal Dominant Compellig Helioophthalmic Outburst, o con una traducción al castellano medianamente médica acertada sería Estallido Heliooftálmico Irresistible Autosomático Dominante. Es el ACHOO quien no te deja mirar una luz potente sin que puedas dejar de estornudar.

¿Todo el mundo puede padecer estos estornudos fóticos?

Según se ha estudiado, este tipo de estornudos es de carácter hereditario. Si uno de los dos progenitores padece esta particular sensibilidad lumínica, tienes el 50% de probabilidades de que tú también la sufras. Si la poseen los dos, es más que posible que tú también tengas que convivir con ella; y si, por el contrario, ninguno de los dos la poseen, no la padecerás.

Lo bueno de este caso es que no necesitas ir a visitar a tu médico para que te lo diagnostique ni hacerte interminables pruebas médicas. Tú mism@ puedes hacer de tu propio doctor/a mirando fijamente a una luz: si terminar estornudando es muy probable que tengas estornudos fóticos, aunque repítelo alguna vez más en cuando para asegurarte de tu diagnóstico.

estornudo fótico

¿Puede llegar a ser grave?

En principio no. Como mucho puedes tener un ataque de estornudos y llegar a estornudar muchas veces seguidas pero se pasa. Puede ser embarazoso, eso sí, imagínate estar en una situación más o menos íntima y que enciendas la luz en la oscuridad de la noche y te dé por estornudar, quizás no sea lo que más querías en ese momento.

Pero cuidado que también puede llegar a ser peligroso según tu profesión: ponte en situación y piensa en un piloto de aviones de caza con este problema. No debe ser muy adecuado pilotar este tipo de aviones con continuos estornudos por mirar sin querer hacia el sol, cosa más que probable a esas alturas.

Puede que vosotros pertenezcáis a ese sector de población con estornudos fóticos. Nos encantaría que nos comentarais anécdotas sobre este hecho y que las compartierais con nosotros.

Un saludo. La vida cotidiana.

2 Comments

  1. Alexira

    29 mayo, 2016 at 09:45

    Yo, cada vez que salgo a la calle y me da el sol estornudo, es aveces chistoso y otras molesta. Una vez, estábamos intentando hacer un minuto de silencio, pero gracias a el sol y mis interminables estornudos eso no pudo ser. Si no estornudé 15 veces (por lo menos), no estornudé ninguna.

  2. Alejandra

    28 octubre, 2016 at 12:24

    Mi marido el 90 % que salimos del portal de casa a la calle y es un dia soleado le da por estornudar 3 o 4 veces, le pasa con frecuencia. Pero lo mejor es que cuando nació nuestra hija, a los 2 mesesecitos de vida ya le ocurría exactamente lo mismo. Ahora tiene 5 años y todo sigue igual, padre e hija estornudan cuando sufren cambios de luz. a mi me resulta bastante divertido verlos y a ellos también.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *