Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

La oxitocina y la infidelidad

Cariño, te he sido infiel por culpa de la oxitocina

Aunque esta frase pueda parecer una de las excusas más tontas que jamás se hayan oído, a día de hoy podemos decir que tiene parte de verdad, aunque no esté justificado. La oxitocina juega un papel importantísimo en las relaciones de pareja y hoy, en la vida cotidiana, vamos a conocer cómo puede afectarnos a la hora de ser fieles a nuestras parejas. ¡Vamos a verlo!

Antes de aventurarnos a darle credibilidad a la dichosa frase vamos a intentar ver que co… es la oxitocina y por qué nos hace cometer tamañas injurias. Para que veáis su estrecha relación con la fidelidad os tenemos que decir que la oxitocina también se conoce como molécula afrodisíaca molécula del amor.

¿Qué es la oxitocina y qué nos causa?

La oxitocina es una hormona que está relacionada con los patrones afectivos que un ser humano puede tener. Por tanto, no sólo están ligados con los parejas si no que también establece lazos afectivos maternales o paternales. Por ejemplo, cuando una mujer se pone de parto, libera grandes cantidades de esta hormona, provocando una mayor producción de leche materna, distendiendo el cérvix uterino y, sí, aumentando el cariño por el hijo o la hija.

Oxitocina y la infidelidad

Aunque si nos vamos atrás, seguro que os suena la feniletilamina, un componente presente en el chocolate (¿recordáis sus curiosidades?), también equilibra las hormonas y tiene algo de relación con el amor.

¿Cómo puedo aumentar mi nivel de oxitocina?

Fundamentalmente hay varias actividades que provocan una producción de oxitocina al torrente sanguíneo. Uno es, como hemos visto antes, la succión de leche materna por parte del recién nacido, los estímulos genitales y el momento del parto. En el caso de los hombres, la producción de oxitocina se realiza principalmente con la estimulación sexual. Así que, dicho esto, si el hombre o la mujer  está a dos velas, tiene las oxitocinas por los suelos. 😉

¿Por qué esta relacionada con la infidelidad?

La realidad científica es así, sólo que nosotros lo vamos a explicar con otras palabras. Si no hay estimulación sexual, la oxitocina estará en niveles bajos en nuestro cuerpo, por lo que los lazos efectivos se reducirán. Aquellos con niveles de esta hormona elevados verán a su pareja más atractiva y no desearán separarse de ella. Es por eso que la infidelidad puede surgir de forma química cuando la oxitocina está en niveles muy bajos. Dicho esto, seguimos diciendo que no se puede justificar. 🙂

El cerebro quiere mantener un nivel adecuado de esta hormona, por lo que recurrriendo a terceras personas se busca aumentar la segregación de este componente en el cuerpo.

El curioso estudio de la universidad de Bonn (Alemania)

Este estudio os va a aparecer chocante y lleno de curiosidades. Se hizo una investigación en el que se eligió personas casadas y solteras, todos ellos hombres y heterosexuales. A continuación se aplicó oxitocina mediante aerosol a algunos de ellos y se les mostró una mujer atractiva que se acercaba poco a poco a ellos. Se les pedía que registrasen el momento en el que les resultaba incómoda la cercanía de la mujer. Pues bien, aquellos hombres casados que tenían los niveles de la hormona del amor elevada por causa del aerosol registraron mayores distancias que el resto. Es decir, la oxitocina ayudó a evitar la “infidelidad”.

estructura química de la oxitocina tatuada en un pie

Estructura química de la oxitocina

Una última curiosidad. La oxitocina y el autismo 

Como la “hormona del amor” está relacionada con las relaciones afectivas entre las personas, también debería tener algo que ver con el autismo y los trastornos sociales. Pues sí, realmente es así. Una investigación de la Procedings of the National Academy of Science (PNAS), demostró que los pacientes con autismo a los que se le aplicaban una única dosis de dicha hormona mejoraban sus lazos afectivos en comparación con aquellos que recibieron placebo.

Es por eso que, a día de hoy, exista mucho interés por parte de padres de hijos autistas, que ven este procedimiento como su salvación. Sin embargo, aún está en fase de estudio y no se ha demostrado sus efectos a largo plazo. Es una gran oportunidad sí, pero habrá que esperar.

¿Qué piensas tu de la oxitocina? ¡Portaros bien en San Valentín! ¿Os acordáis de donde viene esta celebración?

Un saludo. La vida cotidiana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *