Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

Las pesadillas y malos sueños

By on 15 diciembre, 2012

pesadillas¿Por qué tenemos pesadillas?

Las pesadillas nos ocurren frecuentemente en nuestra vida cotidiana. Nos despertamos con el corazón palpitante, sudando y eufóricos, intentando recordar qué es lo que nos estaba ocurriendo en nuestro sueño y por qué estábamos sufriendo. Pero, ¿Por qué se originan las pesadillas? Conozcamos la curiosa forma que tiene nuestra cerebro de jugar con nosotros.

Nuestra mente a veces nos juega malas pasadas, y un claro ejemplo son las pesadillas, una de las grandes curiosidades del ser humano. Por la mañana no las recordaremos (aunque hay quién recuerda perfectamente sus sueños), pero en el momento de vivirlas lo pasamos realmente mal. Para saber más acerca de los malos sueños necesitamos conocer una fase de sueño muy peculiar:

La fase REM

Rapid eyes movements. Se llama así porque aunque tengamos los párpados cerrados, nuestros ojos se mueven rápidamente de un lado a otro. Y aunque os parezca mentira, nuestras neuronas están activas como si estuvieses despierto. Aportamos una información curiosa. Hay veces que el género masculino se levanta con erecciones involuntarias (¡Ojo, las mujeres también tienen erecciones!), y esto es originado por la fase REM. También la frecuencia cardíaca y la respiración se asemejan a la actividad diurna. Prácticamente es como estar despiertos pero durmiendo.

El origen de las pesadillas

Ya que conocemos un poco más acerca de la fase REM, es ahí donde se producen las pesadillas. Toda la información recogida durante el día, voluntaria o no, de aquellos que nos  haya pasado o hayamos visto. Da igual que ni nos acordemos, el cerebro “fotografía” todo bajo el subconsciente. Toda esa información caótica recogida durante la vigilia es analizada por el cerebro en esa fase (nosotros durmiendo y el cerebro sin parar de trabajar). Se produce una mezcla de datos que a veces va a buen puerto (sueños) y otras no (pesadillas). Nuestro cerebro no distingue información, y lo mismo te crea una película en la que apareces entre dinosaurios (porque has visto un cartel de Jurasic Park), con tu tío (porque hablaste con el por la mañana) y tu profesor (porque te ha suspendido un examen).

pesadillas

Pero la frecuencia o alternancia de sueño-pesadillas no es exacta. Depende mucho de tu mentalidad así como el día que hayas tenido. Por ello las personas con estrés, con tensiones emocionales, traumas psicológicos, etc. son más propensos a sufrir pesadillas frecuentemente.

¿De qué trataba tu última pesadilla?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>