Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

¿Es perjudicial pasarse con las vitaminas?

By on 2 Junio, 2014

Los suplementos vitamínicos y la salud. ¡Lo ponemos a prueba!

Hay veces que nos sentimos decaídos, sin ánimo o cansados. Llegamos del trabajo rendido o incluso sin parecer que hayamos hecho mucho sólo tenemos ganas de dormir. Sin consultar al médico decidimos automedicarnos y comprar complejos vitamínicos pensando que esa es la solución. Sin embargo podría deberse a otra cosa, ¿no? ¿Puede ser malo ingerir tantas vitaminas? Vamos a verlo.

 ¿Cuántas vitaminas necesita el ser humano?

Aunque aparentemente hay muchos tipos de vitaminas (algunas más funcionales que otras), podríamos dividirlas en 13. Éstas que vamos a mencionar a continuación son indispensables para el funcionamiento correcto de nuestro cuerpo, y la falta de los niveles adecuados de una de ellas nos producirá, cono toda seguridad, algún síntoma negativo. Vamos a verlas:

vitaminas y suplementos

Vitamina A

Necesitamos tomar vitamina A para no tener problemas con la piel, la vista o las mucosas, en general.  Se descubrió en 1.913 de forma experimental (como muchas otras cosas). Una falta severa de vitamina A puede llegar a dejarnos ciegos. La xeroftalmía (sequedad en los ojos) se origina por su carencia, así como muchos cánceres cuya incidencia aumenta con la falta de esta vitamina.

¿En qué alimentos la podemos encontrar? En el caroteno de vegetales, la yema de huevo, el hígado, etc.

Si la carencia de vitamina A causa ceguera, el exceso de este compuesto en el ser humano a largo plazo causa problemas en el embarazo. Niños que nacen con carencias de otros elementos (Departamento de Medicina de la Boston University School of Medicine) y malformaciones en la cresta neural craneal.

La National Public Health Institute en Helsinki y Cancer Prevention Studies Branch, Division of Cancer Prevention and Control, National Cancer Institute, Bethesda MD, EEUU han detectado que los suplementos de Vitamina A, cuando se toman en exceso, afecta sobre todo a los fumadores, agravando la posibilidad de sufrir cáncer de pulmón.

Vitamina B1, B2, B3, B6, B12

Este es el grupo B compuesto por tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), B6 y B12. Participan en el metabolismo de los hidratos de carbono, la función cerebral, la formación de los glóbulos rojos, etc. Vamos, que son altamente indispensables.

Estos elementos los podemos encontrar en carne, pescado, cereales, frutos secos, legumbres, etc.

  • No se conoce toxicidad por sobre ingesta de B1.
  • No se conoce toxicidad por sobre ingesta de B2.
  • Altas dosis de B3 puede causar daños hepáticos, erupciones cutáneas y úlceras.
  • El exceso de vitamina B6 puede causar trastornos neurológicos y entumecimiento de las articulaciones.

Vitamina C 

Seguro que nos sonará el zumo de naranja y la Vitamina C y sin embargo es un gran mito. No queremos decir que la naranja o los cítricos en general no contengan buena dosis de este compuesto, pero hay muchísimos más alimentos que doblan, triplican y cuadruplican los contenidos de dichos cítricos. Te hacemos la siguiente tabla comparativa.

  • Acerola: 1.600 (mg/100g)
  • Guayaba: 300 (mg/100g)
  • Pimiento rojo: 190 (mg/100g)
  • Perejil: 130 (mg/100g)
  • Brócoli: 80 (mg/100g)
  • Naranja: 50 (mg/100g)

Así que ya sabéis, si estáis resfriados y creéis que la vitamina C os ayudará, mejor comeros un pimiento rojo. 🙂

Su exceso no supone ningún problema para el organismo, a priori. Sin embargo, se puede ver muchos suplementos alimenticios en forma de pastillas o caramelos que contienen mucho menos cantidad de vitamina C que un Kiwi o un plato pequeño de brócoli. Así que sí, es tontería comprar si se puede tomar a través de alimentos, ¿no?

Complejos vitamínicos y vitaminas

Vitamina D

Seguro que os suena el raquitismo, propio de personas que llevan una muy mala alimentación y no se alimentan de leche o huevos, o no se exponen a la radiación solar. ¿El sol? Sí. Nuestro astro consigue que transformemos parte del colesterol en dicha vitamina.

¿Qué hace este compuesto en nuestro cuerpo? Regula el paso del calcio a nuestros huesos, así como los de fósforo y también calcio en la sangre, etc.

Si nos pasamos con la vitamina D, nuestro organismo reaccionará negativamente. Sufriremos calambres, cálculos renales e hipercalcemia. Además, nos encontraremos cansados, así que es el pez que se muerde la cola, seguiremos comprando más y más suplementos vitamínicos.

Vitamina E

Es el mayor antioxidante de nuestras membranas celulares. Se “descubrió” en 1.922 y es considerada como la “vitamina de la fertilidad”. La podemos encontrar en muchas verduras como brócoli o espinaca, en semillas (soja y trigo), en la levadura de la cerveza, etc.

einstein y la cerveza

Ya le hemos dado una excusa para beber…

Vitamina K

Como curiosidad deciros que un potente veneno contra las ratas, de acción lenta, es el antagonista de la vitamina K (warfarina). ¿Cómo actúa? Pues interviene en la coagulación de la sangre, así que si metemos un antagonista en nuestro cuerpo, la sangre se volverá muy líquida y… bueno, ya sabéis la respuesta.

Las fuentes de dicha vitamina las encontramos en las hojas de muchas verduras, sobre todo las de color oscuro. Espinaca, brócoli, col de bruselas, lechuga, etc. También en cerales y frutas.

No hay efectos negativos si nos pasamos con la vitamina K1 y K2. En cambio, la K3 produce problemas en la función de los alimentos antioxidantes. Como resultado da coagulaciones sanguíneas excesivas, anemia y destrucción de glóbulos rojos.

Ácido pantotémico y biotina

Es un tipo de vitamina B hidrosoluble (el cuerpo la expulsa a través de la orina). Actúan en el metabolismo del cuerpo humano y en el crecimiento.

El ácido pantotémico y la biotina lo podemos encontrar en alimentos como los cereales, el chocolate (¡bieeeen!), la yema de huevo, leche, legumbres, etc.

Si nos pasamos comiendo estos alimentos, es decir, ingerimos gran cantidad de ácido pantotémico en nuestro cuerpo, aunque lo eliminemos a través de la orina, puede originarnos diarrea.

Ácido fólico

vitamina ácido fólico medicamento

También se conoce como vitamina B9, aunque por el primer nombre es más conocido. Se encarga de formar proteínas estructurales y hemoglobina. La podemos encontrar en alimentos como verduras, legumbres, vísceras de animales, frutos secos (almendras sobre todo), etc.

¿Qué pasa si nos pasamos? Estudios clínicos demostraron en el año 2.006 que ingerir suplementos vitamínicos de ácido fólico no producía ningún beneficio. De hecho, en combinación con la B12, se incrementa el riesgo cardiovascular.

La ingesta máxima es de 1 mg por día en adultos. Niveles altos de ácido fólico intervienen en el proceso de curación de pacientes con malaria.

En definitiva, lo que hay que hacer es alimentarse bien, no excederse con nada (el exceso de lo bueno acaba siendo malo…) y llevar una alimentación sana, como la dieta mediterránea.

¿Os acordáis de aquel hombre que decidió sustituir los alimentos por un batido? ¿Cómo le irá?

Un saludo. La vida cotidiana.

http://www.xatakaciencia.com/salud/vitaminomania-es-saludable-tomar-suplementos-vitaminicos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *