Pierna dormida

By on diciembre 22, 2012

piernas dormidas¿Por qué se nos duermen las piernas?

Todos coincidiremos que es una extraña sensación. Sucede cuando ponemos la pierna en  una posición y no la movemos durante un tiempo. Cuando intentamos moverla se origina una extraña sensación de hormigueo por toda la pierna. ¿A qué se debe esta sensación? Si alguna vez has tenido una pierna dormida y te has planteado esta curiosidad, seguro que te interesará.

El origen de la pierna dormida

Este hormigueo es parecido al que sufrimos a veces cuando nos golpeamos una parte del codo. Sucede que hemos entrado en contacto con un nervio, y ese roce nos provoca esa extraña sensación, parecida a la de la pierna dormida.

Oye, pero si yo no me he golpeado la pierna ¿por qué se asemeja esa sensación a la del codo? Esta respuesta es sencilla. No es necesario entrar en contacto con el nervio para alterar la transmisión del impulso nervioso. Muchas veces, al estar durante un tiempo largo en la misma posición, “aplastamos” el nervio. Con el nervio comprimido, las señales del sistema nervioso se ralentizan. A partir de aquí surgen dos tipos de efectos, dependiendo de la naturaleza del nervio afectado.

nervios de la pierna. Pierna dormida

Nervios sensoriales

La compresión de estos nervios provoca que cuando tenemos la pierna dormida y la tocamos, no somos capaces de captar con la precisión cotidiana el tacto, y tardamos un rato en asimilar los estímulos externos.

Nervios motores

Estos son los encargados de la movilidad de la pierna. Ocurre a veces que cuando tenemos la pierna dormida nos cuesta ejercer un movimiento. Esto es debido a que en tu postura has comprimido involuntariamente algún nervio motor.

 

Consejos para despertar una pierna dormida

Hay que descomprimir los nervios afectados, lógicamente. Podemos intentar ponernos de pie o andar lento para reactivar el flujo sanguíneo. Si resulta que algún nervio motor se ha “dormido” y no queremos arriesgarnos a ponernos de pie (¡más de un cotidiano seguro que le ha fallado las piernas!), podemos hacer estiramientos o bien masajear la zona.

pierna dormida

¡Un saludo cotidianos!

¡Pscccht! ¡Compártelo y que se entere todo el mundo!

Podría interesarte:

¡Cuéntanos algo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Leer entrada anterior
Maniobra de Heimlich
Cómo efectuar la maniobra de Heimlich

Heimlich y la curiosa forma de evitar un atragantamiento Hace unos días nos dio por publicar ciertos "manuales" en los que...

Cerrar