Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

¿Por qué nos salen ojeras en los ojos?

La relación entre el sueño y las ojeras en los ojos

Es un claro síntoma de nuestra vida cotidiana. Las vemos aparecer justo debajo de nuestros ojos en los días que estamos cansados y tal cuál las vemos desaparecer cuando dormimos como un bebé. Sin embargo, ni nos preguntamos por qué surgen y por qué desaparecen. ¡Todas esas curiosidades las vamos a resolver hoy! ¿Siempre están relacionadas con el sueño? Vamos a verlo…

Todo el mundo las conoce como ojeras, pero en realidad si le preguntas a un médico que quiere quedarse contigo te dirá que es una hipercromía idiopática, lo cuál nos echaríamos las manos a la cabeza e iríamos corriendo al hospital pensando que tenemos algo grave. En cambio son simples ojeras. Una alteración del color de la piel que tenemos por debajo de los ojos y cuyo origen es nada más y nada menos una acumulación excesiva de melanina.

La melanina y las ojeras

Como sabéis la melanina se encuentra por toda nuestra piel, aunque hay factores que hacen que se note más, y un claro ejemplo son los ojos. La piel que hay alrededor de nuestros ojos es muy delgada, y varía en torno a 300 y 800 micras, lo que viene siendo 0,3-0,8 mm. Como nuestra cara recibe muchas horas de Sol a lo largo de nuestra vida, la producción de melanina bronceada aumenta y es igual en todas las partes, sólo que al tener una capa tan delgada de piel debajo de los ojos, se nota mucho más, llegando a lo que conocemos como ojeras.

El exceso de melanina y las ojeras tienen muchos factores que lo potencian, y no son sólo químicos. La forma de nuestra cara también condiciona que visualmente se vean más ojeras. Por ejemplo una cuenca ocular profunda genera mayor oscuridad y por tanto mayor aspecto de tener ojeras. Así también la raza condiciona mucho en relación con color de la piel. Así será mucho más complicado verle las ojeras a una persona de raza negra (que las tendrá), que a un noruego que sabe lo que es el Sol por lo que le cuentan los libros. 😉

Ratzinger ojeras

La edad también influye en la formación de bolsas y ojeras

Sin embargo,  las causa única de las ojeras no siempre es el exceso melanina

Con todo lo que hemos contado antes, aún nos faltaría saber por qué hay esa relación entre dormir mal (o directamente no dormir) y las ojeras, ya que lo de la melanina es coherente pero no explica esta causa. Además, también hay personas (como las que veremos a continuación) que no toman el Sol más que ninguna otra persona normal.

Como suelen decir, una imagen (o imágenes) valen más que mil palabras. Así que vamos a verlas:

benicio del toro ojeras   kristen stewart ojeras

________________________________________________________________________________

¿Qué pasa, que tanto Benicio del Toro como Kristen Stewart duermen todos los días mal? No lo creemos. Aunque no dudamos que son dos personas trabajadoras (obviando la revuelta vida social de nuestra amiga de la derecha) si las ojeras fuesen una cuestión de sueño únicamente, no deberían notarse diariamente. Por otro lado, en el caso de Kristen Stewart, precísamente no tiene una piel bronceada ni un exceso de melanina en la piel. ¡Sin embargo, tiene unas ojeras (producción de melanina) de aupa! ¿A qué puede ser debido esto?

Eso es porque también interviene un componente genético. Si tu padre/madre o abuelo/abuela es propenso a tener ojeras, es bastante probable que tu también. Tiene un componente hereditario que se conoce como hiperpigmentación periorbitaria y tiene mayor incidencia en la adolescencia.

Otra causa de las ojeras es la hiperpigmentación posinflamatoria. Básicamente consiste en inflamaciones de larga duración en la zona cutánea alrededor de los ojos sobre los que se produce un depósito de melanina, por lo que luego se une a las típicas bolsas de los ojos que suelen aparecer con la edad, y cuya causa es la retención de líquidos.

 Explicación de la causa de falta de sueño y las ojeras

mapache ojeras

Que mal tienen que dormir los mapaches…

Aún falta por conocer la relación que existe entre las ojeras y el cansancio. Tal como hemos comentado al principio de este artículo, la piel de la cuenca de los ojos tiene muy poco espesor, por lo que cualquier cambio que haya por debajo de la piel se va a notar porque la piel es más transparente en esta zona.

Cuando estamos muy cansados, se nos hinchan los ojos como efecto por una inflamación de los vasos sanguíneos ojos, que no tienen por qué ser esas venillas rojas que nos aparecen en el globo ocular. Pero bueno, al fin y al cabo es una inflamación del conjunto arterias y venas de la retina y otras partes. Si has leído nuestro artículo de por qué la sangre es roja  te acordarás que comentamos que a través de la piel veíamos las venas de color azul o verde oscuro. Lo mismo sucede en las ojeras. Esa parte se “tiñe” de un color más oscuro originando las ojeras.

Cuando descanses (y tus ojos también), todo volverá a la normalidad. 😉

Algunos remedios caseros

No podríamos acabar este artículo sin comentar algunos remedios caseros para aquellos aprensivos con las ojeras.

  • Envolver un poco de hielo en un paño y aplicar en la cuenca de los ojos (efecto antiinflamatorio).
  • Rodaja de pepino u otra hortaliza (cualquier cosa fría tiene un efecto antiinflamatorio igualmente).
  • Licuar hojas de menta y mezclar con una gota de aceite de oliva. Tiene un efecto calmante.
  • Dormir mirando hacia arriba y con la cabeza elevada. Está relacionado con la circulación sanguínea.
  • Masajear la zona. Activar la circulación y reducir la inflamación.
  • Cualquier crema hidratante (en especial Aloe Vera.

¿Eliminamos una duda más de nuestra lista de curiosidades?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *