Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

¿Qué es la anisocoria?

By on 18 Diciembre, 2015

Hoy en La Vida Cotidiana os traemos otro tema de la inagotable fuente de curiosidades de nuestro cuerpo humano. En este caso te vamos a hablar de la anisocoria y no puedes dejar de leerlo.

Como habéis podido deducir de la imagen, la anisocoria se produce en los ojos. Tiene que ver con las pupilas (sí, la parte negra y central del ojo que no debemos confundir con el iris que es la parte de color que rodea a la propia pupila) y es la asimetría observable a simple vista que existe entre ambas, es decir, que las pupilas de los ojos tienen diferente tamaño.

Parece que es un hecho extraordinario pero la verdad es que hay estudios que hablan de que una de cada cinco personas tiene anisocoria, pero claro, el grado de asimetría no tiene por qué ser tan excesivamente grande.

Puede haber diferencia de menos de un milímetro y como ya rompe la simetría de los dos ojos ya se considera anisocoria.

No es exclusiva del ser humano

Para nada es propia exclusivamente del ser humano. Muchos animales también pueden tener anisocoria y es más, destaca mucho más en animales, si cabe, como en los gatos o en los perros.

anisocoria

La anisocoria “buena”…

Este hecho que afecta a los ojos no tiene por qué ser perjudicial para la salud. Hay muchos casos en los que se nace ya con esta asimetría de pupilas y es más probable de tenerlo si hay antecedentes familiares, por lo que se puede transmitir genéticamente.

Esta anisocoria benigna, por llamarla de alguna manera, se denomina anisocoria fisiológica, la cual puede presentarse sin justificación alguna en una persona e irse tal cual vino, sin más.

También puede permanecer más tiempo pero lo que queremos decir es que no tiene por qué afectar a la salud sino que simplemente está ahí, con previa certificación de un oftalmólogo, claro está.

anisocoria

… y la anisocoria “mala”

Pero no todo es de color de rosa. También puede ser perjudicial y la anisocoria puede estar relacionada con lesiones cerebrales por lo que es muy importante detectarla a tiempo y acudir a un oftalmólogo nada más notar la asimetría entre pupilas.

Puede estar asociada a un traumatismo craneoencefálico, a meningitis, a tumores cerebrales, a aneurismas, y a varias causas más relacionadas con el cerebro, así que cuidado y acude a un especialista (nos vamos a repetir con esto pero es importante).

Parece como que no haya término medio: o se trata de una anisocoria fisiológica que no produce ningún problema a nuestro cuerpo o puede ser una anisocoria que nos puede dar importantes consecuencias negativas.

Con esto no queremos causar una alarma mediática y que compruebes día a día mirándote al espejo el tamaño de tus pupilas y el de tus familiares y amigos más cercanos,  ni mucho menos, son cosas que nos puede pasar a cualquiera de las que nadie estamos libres.

Lo que queremos hacer hincapié es que si vemos que nos ocurre… ¿qué tenemos que hacer? Efectivamente, acudir a un especialista sin pensarlo para resolver nuestras dudas.

anisocoria

La mitótica y la midriática

A modo de ejemplo de terminología asociada a los casos de anisocoria te vamos a explicar qué es la mitiótica y la midriática, porque somos así, porque queremos que aprendas siempre algo más.

Sabemos que la pupila se contrae y se dilata en función de la cantidad de luz ambiental para que entre por el ojo la luz de forma controlada. Pues bien, la asimetría entre pupilas se produce cuando la pupila se dilata, es decir, cuando hay poca luz, se denomina mitiótica a la pupila que se queda más pequeña y con menor tamaño.

Si por el contrario la asimetría se produce cuando la pupila se contrae por haber mucha cantidad de luz, se llama midriática a la pupila que se queda con mayor tamaño y no se contrae.

Ya sabes, curiosidades que te damos la oportunidad de aprender a cada momento 😀

A nosotros tampoco nos gusta dejar de aprender y conocer más y más, por lo que si conoces más información sobre esta curiosidad tan llamativa relacionada con el cuerpo humano, por favor, ¡compártela con nosotros sin dudar!

Un saludo.

La Vida Cotidiana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *