Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

Bitcoin, el dinero de internet

Bitcoin o el dinero que se burla de los bancos

Hoy, en la vida cotidiana, os mostramos una forma distinta de tener, manejar o comprar «dinero». Si ya nos creemos modernos por tener una cuenta en Paypal, el mundo nos da un giro más y nos ofrece una nueva forma de hacer transacciones vía online, los Bitcoins. Un dinero que técnicamente no pasa por los bancos ni el gobierno puede controlar, por lo que muchas veces está unido con temas ilegales. Podéis acordaros, por ejemplo, de la deep webtodas esas páginas creadas que no son capaces de ser «registradas» por los buscadores y que, por tanto, pasan desapercibido a la mayoría de los internautas.

¿Qué es el Bitcoin?

Su funcionamiento

Si pudiéramos definir los bitcoin de alguna manera, lo primero que se nos pasa por la cabeza es decir que es un monedero online para manejar dinero ficticio que luego se puede cambiar por cualquier objeto/servicio. Cada usuario tiene su cuenta personal donde acumula bitcoins, que básicamente son parámetros adimensionales que no se pueden comparar con el dólar, el euro o cualquier otra moneda conocida.

Lo más curioso del bitcoin es la forma con la que se crea. Digamos que podemos evaluar la riqueza económica de un país por sus reservas de oro, a partir de las cuales puede fabricar el dinero. En este caso, la creación de los bitcoins se conoce como minería. ¿No sabes de qué trata? Y no, no es picar piedra 🙂

Bitcoin online

¿Cómo se origina o crea de la nada?

El bitcoin se consigue a través de la prestación de servicios. Es lo que en el mundo real se conoce como trabajo. Los usuarios de este sistema son premiados por ceder la capacidad de su ordenador (los procesadores, básicamente) para ofrecerlo al sistema. Lo que se cede es capacidad informática que si luego cumple una función específica, se gana un bitcoin.

Por tanto, a mejor capacidad informática que tengamos, más dinero ganaremos.

Sin embargo, el bitcoin se crea a un ritmo pactado previamente. También se basa en el equilibrio de Adam Smith, por lo que a mayor oferta mayor demanda. Si la minería aumenta entre todos los usuarios, cada vez será más complicado obtener bitcoin, ya que la dificultad aumenta.

¿Quién controla este tipo de moneda?

Lo bueno o lo malo (según los ojos que lo vean) de este tipo de moneda virtual es que no tiene control alguno. Ellos defienden que son algo parecido a un correo electrónico. Ponen el sistema (la plataforma bitcoin) pero no controlan lo que se escribe en el correo (el dinero que puede tener cada uno, extrapolado a este sistema).

El sistema tiene una serie de programadores que se encargan de mantener todo el sistema activo, pero no pueden cambiar las reglas iniciales, la versión o el software.

No hay control de esta moneda, por tanto no hay retenciones de dinero, cantidades máximas de envío o recepción, impuestos, etc. Es un dinero que se puede manejar libremente. Además, si no tienes la capacidad de minar, el concepto que antes hemos mencionado para ganar dinero, siempre se puede comprar por dinero real, según la cotización de dicho día.

Ventajas y desventajas

Como en todo, el dinero real tiene una serie de ventajas y desventajas. Está más controlado, por lo que a mucha gente le supone un problema. El bitcoin es todo lo contrario. Sin vigilancia y sin control (en principio). Esto puede ser bueno y malo. Vamos a verlo.

La parte buena…

Libertad: como hemos comentado, eres libre para enviar o recibir la cantidad de bitcoin que quieras.  No hay una cuenta que mantener ni te quitarán dinero por intereses o gastos de gestión. Sin embargo, sí que existen una serie de tasas, aunque las que existen son muy bajas. Esto irá en función de la rapidez con que queramos realizar la transacción. En comparación con Paypal u otro tipo de tarjeta de crédito o pago online, los gastos asociados a transacciones son muy reducidos.

No hay riesgo para comerciantes: aunque actualmente el bitcoin es un tipo de moneda desconocida, la verdad es que las transacciones que se puedan realizar son seguras, personales y privadas.

Seguridad: el usuario o poseedor de los bitcoins tiene total control de su dinero online. Se puede tener una cuenta sin que teng que ir ligada a un usuario ni sus datos personales. Esto añade seguridad en cuanto al robo de identidad.

Transparencia: es un código abierto en el que nadie puede llegar y cambiar las bases del «juego». No es un formato manipulable ni por los creadores ni por ninguna organización. Esto le añade transparencia y fiabilidad (para algunos y no tanto para otros).

Aceptación de bitcoin en restaurantes

La parte mala…

Sin embargo, no todo el monte del bitcoin es orégano. Vamos a ver la parte mala.

Aceptación: hoy en día y aunque hayan pasado muchos años, el bitcoin no es un moneda muy aceptada ni conocida. Basta con salir a la calle y preguntar si se puede pagar con esta moneda en los establecimientos. Lo primero que dirán será un: eeeeiiiin??? Sin embargo, la parte buena es que es un sistema en crecimiento. Cada vez más la gente se adapta a esta forma de pago.

Es un mundo pequeño: el nivel de bitcoins o valor en el mercado, en comparación con cualquier otra moneda real es insignificante e irrisorio. Una actividad empresarial medio importante, que funcione con bitcoins puede afectar de manera importante el precio y valor de este sistema monetario. Es una moneda aún volátil que debe reforzarse con el incremento de los usuarios y la mejora de confianza.

Aún se encuentra en desarrollo: el bitcoin es, hasta la fecha, una moneda reciente. Es verdad que nadie ha visto nacer e implantar un sistema de pago con dinero (para eso nos tenemos que ir a civilizaciones antiguas). Cada vez más se adapta a la demandan del mercado y de sus usuarios, y se generan nuevas herramientas, servicios y características que aumenten su seguridad. Todavía queda un largo camino por hacer.

Bitcoin Vs dinero electrónico

bitcoin accepted here

Estamos hablando de que el bitcoin, a pesar de la pequeña importancia que tiene en el mercado online, nació en 2.009. Al ser una moneda que no pasa por las manos de ningún gobierno ni tiene control, los principales atraídos por esta idea ha sido el mercado negro. Como dijimos al inicio, la deep web está llena de tiendas clandestinas de compra y venta de droga, objetos robados y demás.

Es por eso que esto ha afectado enormemente a la confianza de la moneda virtual, pues es muy fácil asociarla con todos estos delitos.

Si lo comparamos con otro sistema de dinero electrónico, Paypal, por ejemplo, tienen mucho más copado el mercado y cada vez se acepta en más establecimientos online. Es capaz de conectar nuestra cuenta bancaria con la plataforma, por lo que estamos hablando de dinero real, aunque lo veamos a través de la pantalla.

El dinero bajo este sistema (y el resto, salvo Bitcoin) no se genera de la nada. Se crea a través de traspasos monetarios con otras cuentas bancarias, recepción de dinero por servicios y demás.

En cambio, bitcoin permite la «minería» o generar dinero a cambio de la potencia de nuestros ordenadores. Con ellos se resuelven cálculos matemáticos que, una vez concluidos, permite al usuario ganar una cantidad específica de bitcoins. Además, y como hemos dicho, el sistema se regula y equilibra automáticamente. A mayor número de usuarios, más dificultad existirá a la hora de conseguir dinero.

¿Y tú, te fías de esta moneda virtual?

 Un saludo. La vida cotidiana.

¡Vota este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *