Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

¿Cómo funciona un airbag?

airbag¿Cómo funciona un airbag?

Hoy en día en nuestras vidas cotidianas nos rodean muchísimas cosas las cuales no nos paramos ni a apreciar pero que ahí están, haciéndonos nuestra estancia más cómoda y segura. Hoy vamos a ver cómo funciona un airbag, porque estoy seguro que alguna vez en vuestras vidas os lo habéis planteado.

Todos prácticamente conocemos qué es un airbag y para qué sirve. Gracias a él seguramente se hayan evitado muchas lesiones e incluso muchas muertes en accidentes de tráfico, aunque no es el elemento de seguridad pasivo más eficiente de nuestros coches, ya que éste es el cinturón de seguridad. Se estima que en un accidente frontal, el airbag llega a reducir el riesgo de muerte en hasta un 30%.

Para aquellos que les gusten las curiosidades como a nosotros os diré que fue inventado por Mercedes-Benz en 1971.

¿Cuándo salta un airbag?

Normalmente los coches poseen diferentes sensores distribuidos por la carrocería o un único microsensor conectado a un centro de cálculo que va a ser el encargado de analizar e identificar si ha de activarse el airbag o no.

Más o menos esta centralita va a dar la orden de activación cuando la fuerza de desaceleración del coche tras el golpe supere los 3G. Para los que no conozcan qué es la fuerza G es una medida de aceleración basada en la gravedad (ojead la Wikipedia).

¿Cómo se infla un airbag?

Pues se infla al producirse una reacción química ultra rápida en la que se libera nitrógeno  en estado gaseoso y de forma explosiva.

Cuando la centralita reconoce que ha de hacer saltar el airbag, ésta provoca un impulso eléctrico sobre una pequeña de cantidad de pólvora negra. La llama y el calor que se genera al inflamar la pólvora van a reaccionar con unas pastillas de azida de sodio (NaN3) provocando una reacción explosiva en la que se liberan hasta 30 litros de nitrógeno gaseoso que van a llenar la bolsa de nylon.

Para evitar que el airbag quede lleno como un globo de feria, posee en la parte posterior unos agujeros que van a facilitar la salida del nitrógeno gaseoso, mejorando así la movilidad en el interior del habitáculo tras el accidente.

El tiempo que transcurre desde que ocurre el accidente hasta que el airbag se infla por completo ronda los 30-40 milisegundos. También hay que tener en cuenta que si el airbag se inflara más rápido o más lento no serviría de nada ya que al chocarnos nosotros contra la bolsa ésta estaría o desinflada o sin inflar. Imaginaos estar apoyado sobre el volante tras un accidente y que de repente salga una bolsa a 300 km/h que os da en la cara, knockout garantizado.

Bueno creo que ha quedado medio explicado, os dejo unos videos y ya sabéis… cinturón de seguridad ¡¡siempre!!.

Espero que os gusten este tipo de curiosidades.

Un saludo, La vida cotidiana.

¡Vota este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *