14 cosas diferentes que puedes limpiar en la lavadora

En nuestra cocina o galería tenemos una magnífica caja de metal denominada lavadora que nos ayuda a no perder ni 1 segundo de nuestro tiempo en lavar ropa, sábanas toallas y un largo etcétera.

Sin embargo, podemos ampliar el uso de la lavadora si conocemos qué tipo de materiales se pueden lavar dentro de ella, y no todos están relacionados con la ropa o el textil.

En este artículo te contamos algunos materiales y productos curiosos que puedes lavar en tu lavadora y quedarán perfectamente relucientes. De hecho, en algunos de ellos se nos permite agregar productos desinfectantes (como materiales de cocina o juguetes para niños).

14 cosas que puedas lavar en la lavadora y quizá no lo sabías

1. Esterillas de yoga

Lavar la ropa deportiva después de practicar yoga es algo relativamente normal pero, ¿y la esterilla de yoga?

Estas esterillas se pueden lavar perfectamente en una lavadora, pero para ello vamos a utilizar los siguientes trucos. Para equilibrar la lavadora, podemos introducir varias toallas en los laterales. Utilizaremos un ciclo corto con poca frecuencia, y usaremos un detergente suave, con agua a baja temperatura.

De esta forma, eliminaremos por completo la suciedad y el olor a sudor, y se quedará prácticamente nueva.

2. Mochilas y bolsas de gimnasia

Todo el equipamiento de gimnasia, donde incluimos bolsas (tela o vinilo) y mochilas, se pueden introducir en la lavadora cada cierto periodo de tiempo.

Vaciaremos todos los bolsillos y aplicaremos quitamanchas sobre las zonas más conflictivas, cepillándolas manualmente y dejando actuar el producto los siguientes 10-15 minutos, antes de introducirla en la lavadora.

Daremos la vuelta a la tela de la bolsa y la lavaremos con un detergente suave y a baja temperatura. Si te preocupan las bacterias, puedes añadir al ciclo de lavado un desinfectante.

3. Zapatos de lona y zapatillas

Las zapatillas es algo más habitual de lavar en las lavadoras, salvo que el fabricante nos avise en su etiqueta que no se puede hacer. En ella podemos lavar zapatillas de goma y de tela, lavando por separado las cordoneras para evitar que se puedan romper.

Lo más práctico es introducir las 2 zapatillas en una bolsa o malla de tela para evitar que golpeen a la lavadora todo el rato.

Pondremos un ciclo de lavado corto, baja temperatura y usaremos un detergente suave. Para zapatillas muy sucias, recomendamos utilizar quitamanchas y un cepillo previamente.

4. Utensilios de cocina de silicona

Los utensilios de cocina a base de silicona puede ser lavados en la lavadora, aunque también son aptas para el lavavajillas. En el caso de que no dispongas de este último aparato, si tienes lavadora te puede salvar de un apuro.

Procura eliminar los restos de comida más grandes, usando un ciclo medio con agua caliente para eliminar cualquier aceite o grasa que haya podido quedar impregnado en la silicona.

Si vas a introducir varios utensilios de cocina en la lavadora, lo más recomendable es que los introduzcas en una bolsa de malla.

5. Juguetes de peluche

Del punto anterior, también puedes lavar aquellos juguetes blandos hechos de piel o textil. Sin embargo, lavar los peluches es algo más complicado ya que en el caso de que exista alguna fisura en la piel, el relleno del interior se puede escapar con facilidad.

Introdúcelos en la lavadora si estás seguro de que no los vas a deteriorar, poniendo un ciclo corto, a mínima temperatura y con el menor número de revoluciones.

Lavadora juguetes de peluche

6. Equipación deportiva

Aunque es habitual que lavemos el uniforme deportivo compuesto por calcetas, pantalones y camisetas, no es tan habitual poder introducir en la lavadora espinilleras, rodilleras o incluso mangas de compresión. Este tipo de prendas se deben de lavar asiduamente dado que absorben el sudor y el olor corporal.

Para poder lavarlos, solo hay que cerrar los velcros o correas que habitualmente llevan, introducirlos en una malla de tela o nylon que venden para evitar que de golpes a la lavadora y estará listo para lavar. Utiliza un ciclo de bajas revoluciones y seca la equipación deportiva directamente al aire libre, sin secadora.

7. Juguetes pequeños

Algunos juguetes se pueden introducir en la lavadora, ya que suelen acumular muchísimas bacterias, se ponen pegajosos y suelen estar sucios con frecuencia.

En la lavadora podemos introducir juguetes de plástico pequeños, bloques de construcción, muñecos y artículos para el baño. Para ello, introduciremos todos los juguetes en una malla de plástico, de forma que que queden agrupados en una misma bolsa para que no queden esparcidos por toda la lavadora.

Si los peques de la casa han estado resfriados, puedes utilizar un desinfectante para quedarte más tranquilo/a.

Leer más: tu lavadora puede ser un hogar para las bacterias

8. Bolsas y cajas de almuerzo

Las loncheras o bolsas de almuerzo habituales entre niños pero cada vez más entre trabajadores pueden ser una fuente de bacterias y microorganismos no deseables. Además de que pueden acumular olor ya que almacenan restos de alimentos que se caen y esparcen por toda la bolsa.

Según el material del que estén fabricados, pueden introducirse en un lavadora, pudiendo utilizar diferentes desinfectantes apropiados para esta máquina.

9. Bolsas de supermercado reutilizables

Las bolsas de rafia que utilizamos frecuentemente para ir a la compra (y si no lo haces y sigues utilizando de plástico, ¡fuera de mi blog!), se pueden lavar perfectamente en la lavadora. De lo contrario, limpiarlas de otra manera es un verdadero enrollo en el que perderemos mucho tiempo.

Como suelen acumular olores y restos de comida, lavarlas en esta máquina junto con otros materiales conseguiremos una limpieza total en menos de 30 minutos, para ciclos rápido.

10. Guantes para horno

Los guantes para evitar quemaduras cuando cogemos alimentos del horno son los grandes olvidados a la hora de limpieza. Pensamos que el hecho de utilizarlos durante pocos segundos no es suficiente para que se manchen, pero cogen olores y pueden ensuciarse con manchas de aceite o grasa.

Por ello, puedes limpiarlos sin problema alguno en la lavadora, como si se tratase de cualquier otra ropa textil que lavamos. Podrás eliminar cualquier mancha, salvo las causadas por quemaduras, que son prácticamente imposibles de eliminar.

11. Utensilios de limpieza

Cuando limpiamos la casa solemos emplear bayetas, esponjas, cepillos o guantes de goma. Todos ellos son reutilizables y se pueden introducir en la lavadora. Para ello, es recomendable utilizar detergentes desinfectantes, ya que tienden a acumular cantidades altas de microorganismos y bacterias patógenas.

Para los cepillos y esponjas, es recomendable introducirlos en una malla de fibra o nylon, usando agua caliente y una buena cantidad d detergente.

Además, para acabar con todos los hongos y bacterias, es recomendable dejar secar al aire libre y a pleno Sol.

Lavado de zapatos en lavadora

12. Alfombras pequeñas

Nuestra lavadora permite introducir pequeñas alfombras para eliminar restos de residuos orgánicos y polvo que se hayan quedado pegados a ella. Antes de ello, debemos buscar manchas específicas que viene mejor tratar con quitamanchas u oxígeno activo, dejando actuar el producto durante 15 minutos.

Con cualquier tipo de alfombra apta para el lavado (la etiqueta debe especificar este tipo de información), utiliza agua fría y un detergente líquido. Después de haber lavado la alfombra, viene bien dejar secar al aire libre.

En el caso de alfombras de mayor tamaño, con gran suciedad o incluso alfombrillas de coche, es recomendable llevarlas a una tintorería o a una lavandería automática, con lavadores industriales de mayor tamaño y potencia.

13. Cortinas de ducha y herramientas de baño

Las cortinas de ducha son objetos que pasan años y años sin ser lavados. Pensamos que con el jabón y el agua que le cae de cuando nos duchamos es suficiente, pero es una gran reserva de microorganismos y hongos de humedad.

Todas las cortinas, tanto de tela como de plástico, pueden ser introducidas en la lavadora. Si observas que hay restos de moho, lo más aconsejable es utilizar un detergente con cloro. Sin embargo, si la cortina tiene algún color, utiliza detergente sin cloro con oxígeno.

Junto con este lavado, también puedes introducir esponjas, ya que también suelen acumular restos de moho y bacterias.

14. Almohadas de dormir

Las almohadas es también un recurso de fácil lavado en nuestra lavadora. Puedes utilizar tanto las rellenas de plumas como las de poliéster, aunque asegúrate que no tienen ningún orificio por donde puedan perder su contenido interior.

Usa un buen detergente líquido y no sobrecargas la lavadora, permitiendo que la almohada pueda dar vueltas libremente.

Para dejarlas secar, es mejor hacerlo al aire libre en un día con mucha iluminación y bien iluminado, ya que tardan bastante en secarse todo el contenido de su interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *