Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

Dejar de morderse las uñas con Aloe

Dejar de morderse las uñas con Aloe

Por desgracia para algunas personas el morderse las uñas sí que es algo cotidiano y estoy seguro que la gran mayoría de ellos quieren dejar de hacerlo, por eso hoy vamos a ver una técnica que acabo de conocer para dejar de morderse las uñas y no es otra que utilizando aloe.

La onicofagia o comerse las uñas

Antes de nada veamos un poco de qué estamos hablando. Por si no lo sabías el comerse las uñas tiene un nombre, onicofagia (sí, una de las muchas “-fagias” que hay y que no tardaremos mucho en hablar sobre ellas).

Este es un problema que suele afectar sobre todo a jóvenes adolescentes, y más que un problema debemos catalogarla como una patología y que por lo cual puede necesitar un tratamiento. Hay casos de verdaderas barbaridades, el llegar a comerse las uñas hasta un punto en el que la uña desaparece ya sea total o parcialmente, y por si te preguntas cuánto tarda una uña en crecer, échale un vistazo al artículo.

Dejar de comerse las uñas utilizando Aloe

Hoy estando en la farmacia y por mera casualidad he visto que había una bolsa con un aloe que no estaba acostumbrado a ver y no conocía (no era el típico Aloe vera que todos conocemos) por lo que he preguntado ¿Qué es esto?.

dejar de morderse las uñas con aloe  1

A lo que me responden que es un aloe al que llaman “pulpo” y que se utiliza para dejar de morderse las uñas, despertando mi interés de inmediato.

Con una pequeña búsqueda en la wiki se confirma, es Aloe arborescens o también conocido como planta pulpo, os dejo unas imágenes denigrantes que hice en el momento.

dejar de morderse las uñas con aloe 2

Pero…

¿Cómo ayuda a dejar de morderse las uñas?.

El género Aloe no se sabe muy bien de donde procede etimológicamente hablando pero hay un nexo común en la palabra ya derivara del griego, el latín o el árabe, y es que Aloe viene a significar “amargo” o “sustancia amarga”, por lo que ya podéis imaginaros por dónde van los tiros.

Según decían, si te restregabas la carne del aloe por las uñas, al ser tan amargo, te dejaba tan mal sabor en la boca que no volvías a morderte las uñas en bastante tiempo.

Como debe hacer un buen seguidor del método científico, me vi obligado a chupar un poco de la planta para ver si aquello era verdad, si estaba tan malo como decían o era el típico remedio de la abuela que no servía para nada (ya hemos visto aquí miles de mitos), y aquí que fueron mis uñas y lengua…

dejar de morderse las uñas con aloe 3

¡¡BUARGGG!! ¡Qué asco! Al principio es “llevable” ya que el amargor sólo afecta a la zona de la lengua, pero en el momento en el que tragas un poco de saliva éste invade tu garganta y la asquerosidad se generaliza. La verdad es que el remedio para dejar de comerse las uñas quedó más que confirmado, si alguien después de meter ahí la uña tiene las pelotas de morderla… ni me lo imagino vaya.

Aún me queda por confirmar si esto ocurre con los demás aloes, sobre todo con el archiconocido Aloe vera… pero basándome en lo que decía antes de que la palabra “Aloe” viene a significar amargor, tengo la sensación de que también dará bastante asco.

Al comentarle a amigos míos cómo dejar de comerse las uñas, me han contado algunos otros trucos que conocían como por ejemplo ponerse en las uñas cosas picantes como guindillas, ya hablamos hace tiempo del picante y la escala Scoville, pero le veo muchas lagunas sobre todo a la hora de tocarse un ojo y que las propiedades hidratantes de un aloe siempre serán mejores.

También existen otras formas menos naturales, como por ejemplo el Bitrex que os comenté cuando hablábamos si se podía beber el alcohol de farmacia o el Mordex.

dejar de morderse las uñas con aloe 4

Otro uso curioso

Por lo visto algunas madres utilizan el Mordex o el Aloe para que sus bebés dejen de amamantar, se lo restriegan por el pezón para que este quede impregnado. Ya sabéis que algunos bebés si por ellos fuera se pegaban hasta los 18 años amamantando.

Tras probarlo puedo comprender que el bebé deje de querer teta de ipsofacto, o si no probarlo y me contáis en comentarios.

Un saludo, La vida cotidiana.

 

¡Vota este artículo!

3 Comments

  1. Borja

    13 febrero, 2014 at 05:54

    Gracias por la información.

    En mi caso, como en el de muchos, tampoco serviría, y me explico. Me muerdo las uñas como si lo fueran a prohibir, y he probado de todo para dejar de hacerlo, incluso hace años ya probé algo similar, aunque no era Aloe, y el resultado es que como es una acto reflejo, terminas por quitarte el sabor amargo a base de llevarte la uña a la boca sin darte cuenta.

    ¿Sabes lo que realmente me ha servido? me han puesto brackets y, ahora, y no sé por cuánto tiempo, no puedo juntar los dientes delanteros, cierro la boca pero no llegan unos con otros, y de esta manera aunque intente morderme las uñas, no puedo, con lo cual llevo dos semanas con las uñas intactas y mejorando jejeje lo digo en serio.

    Un saludo y gracias por el blog.

    • DSD

      14 febrero, 2014 at 16:41

      La verdad es que como por suerte no me como las uñas, no puedo hablar nunca desde el punto de vista de una persona que sí lo hace, aunque comprendo que este tipo de vicios una vez adquiridos cuesta mucho abandonarlos.
      Que las cosas amargas no te impidieran mordértelas es hardcore, como cuento en el post yo fue poner la lengua en el Aloe y vaya tela, que cosa más mala 😀 .
      Los brackets te han funcionado más que nada porque es un impedimento físico, ¡a ver si al quitártelos sigues sin comerte las uñas! Ánimos desde aquí para las uñas y para los dientes, un saludo.

  2. tomas

    11 abril, 2014 at 20:54

    no lo habia pensado nunca de probar la aloe para dejarlo, a partir de mañana lo voy a probar a ver que tal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *