El boomerang, el arma de los aborígenes

boomerang. Niño lanzando un boomerang¿Por qué vuelve un boomerang cuando lo lanzas?

Seguro que casi todos a lo largo de nuestra vida cotidiana hemos tenido  un boomerang, o por lo menos lo hemos lanzado. Algunos con mayor o menor éxito, pero si se lanza bien tienen la peculiaridad de regresar al punto donde se lanzó. Hoy vamos a conocer por qué los boomerang giran de regreso.

El boomerang tiene su origen en Australia, cuando los nativos los utilizaban para cazar. Pero con una gran diferencia, las antiguas piezas no regresaban y su única finalidad era golpear en la cabeza del animal para atontarlo o matarlo. Más adelante fueron utilizados como arma arrojadiza (no sabemos el éxito que pudieron tener) contra tropas de infantería enemiga.

¿De donde surge la capacidad de girar y volver?

La capacidad de que una vez lanzamos el boomerang describa un ángulo de giro que termina regresando más o menos al punto donde estamos nosotros se debe a su curvatura y a la forma de tallarlo (con una forma de las palas similar a la de las alas de un avión).  Bueno, también añadimos que hay que tener mucha habilidad para conseguirlo, ya que podemos tener el boomerang mejor tallado de la historia y que caiga tan pancho a 50 metros de nosotros aquejado de los efectos de la gravedad.

Si introducimos un poco de física popular en el tema decimos que para que el boomerang realice ese curioso efecto es necesario darle una fuerza de aceleración que le imprima velocidad en el aire y una fuerza angular o de giro que le permita rotar en su movimiento aéreo. La explicación cuasi-científica del vuelo consiste en que mientras el boomerang gira sobre su propio eje, la pala, debido a su forma, se sustenta en el aire más que la otra pala, que gira en sentido contrario al del avance, produciendo un momento o torque. Esto le permite al boomerang desplazarse a grandes distancias desde su punto de lanzamiento sin que requiera mucho esfuerzo, tal y como lo hace un frisbee, al cual le dedicaremos una entrada futura en la vida cotidiana.

Empezamos con las curiosidades. No hace falta que el boomerang tenga 2 palas. Es lo común pero los hay que tienen alguna más. También existen con forma de V, de W, asimétricos (una pala mayor que otra), con distintas formas, etc.

Otra curiosidad es que se estudió el regreso del boomerang en la Estación Espacial Internacional, el 18 de marzo de 2.008, cuando Takao Doi comprobó que también eran capaces de realizar el giro de vuelta en gravedad cero.

boomerang
Distintos formatos de boomerang

Las 4 fases de vuelo del boomerang

Cuando lancemos un boomerang éste va a describir 4 distintas fases que mencionaremos a continuación. Eso sí, sólo cuando se lance bien. En caso contrario se reducirán estas etapas a la mitad, lanzamiento y vuelo en dirección al suelo. 🙂

Estas son las 4 fases de vuelo del boomerang:

  1.  El lanzamiento: la forma ideal de lanzar un boomerang es cogiéndolo de un borde de la pala, con una inclinación de 5º y 45º con respecto a la posición del viento (puff, ya empezamos a complicarlo). El lado plano debe apuntar hacia fuera de su cuerpo.
  2. El giro del boomerang en el aire: una vez se ha lanzado el boomerang se produce una elevación desigual de las palas en el aire. Esa verticalidad produce una fuerza de inclinación en el eje de giro que hace que el boomerang gire,pero traslacional, no rotacional.
  3. El regreso del boomerang: el giro que describe debido a las fuerzas que hemos comentado en el punto anterior consiguen que el boomerang siga volando y rotando a su vez, el efecto regreso hacia el lanzador.
  4. El final del vuelo: cuando el boomerang se aproxima a su lanzador la velocidad de giro aumenta permitiendo que se reduzca la velocidad lineal. La mayor parte de la energía con la que fue lanzada el boomerang ha sido empleada en la resistencia aerodinámica y la aceleración de la curva de regreso, por lo que prácticamente planea hasta que se coge con la mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *