Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

El helado que no se derrite

Comer helado resulta un auténtico placer cuando estamos en época estival y está cayendo ante nosotros más de 40 ºC. Sin embargo, si no nos damos prisa, el helado acaba derritiéndose rápida e irremediablemente.

Por eso, la industria heladera (siempre hemos querido decir esto) ha buscado fórmulas para diferenciarse de la competencia, y como resultado, la línea de investigación iba definida a tener helados que aguantasen más sin derretirse pero igualmente sin incorporar más elementos artificiales, conservantes y aditivantes. Esto es lo que han conseguido.

Si queremos evitar que el helado acabe en el suelo totalmente derretido antes que en nuestra boca, la única fórmula que actualmente tenemos es engullirlo directamente, corriendo el riesgo de tener el conocido dolor de cabeza por comer helado.

Gracias a las nuevas investigaciones japonesas, ahora el helado aguanta más sin derretirse, aunque estemos en Sevilla un 12 de agosto.

Como muchos otros inventos, este descubrimiento se hizo por error, cuando un cocinero japonés buscó la manera de utilizar las fresas que los comercios no querían después del terremoto y tsunami del 2011.

El uso de los polifenoles en el helado que no se derrite

el helado que tarda mucho tiempo en derretirse

Este chef (y a partir de ahora, investigador) japonés logró crear una crema sólida con las fresas. A partir de las investigaciones posteriores realizadas por la Universidad de Kanazaka, vieron que el responsable de que solidificase la crema era un polifenol naturalmente presente en las fresas.

Para poder aprovechar la producción, los investigadores extrajeron polifenol líquido de las fresas y pidieron a un confitero cercano a Miyagi que elaborase postres con esta sustancia. Pero todos los intentos acabaron frustrados por la dificultad de manejar este compuesto.

Era imposible trabajar con el polifenol. Los lácteos como la nata, se solidificaban al instante al entrar en contacto con él.

Sin embargo, al mezclarlo con helado, este polifenol reducía notablemente la velocidad en la que se derrite, manteniéndose intacto durante varias horas en ambiente caluoroso y estando aún frío en la boca.

Actualmente, sólo está a la venta en Japón.

Después de intentar varias combinaciones de ingredientes , los resultados fueron exitosos.

En abril los helados que no se derriten iniciaron su comercialización en establecimientos de la compañía Kanazawa Ice, con varios establecimientos repartidos por Japón. Hoy en día, son todo un éxito en ventas.

Estos helados extra resistentes son del tipo palo, sin ser polos, ya que la base es cremosa y láctea.

Medios japoneses ya han puesto a prueba el helado que no se derrite y también se pueden ver en Youtube “varias pruebas de resistencia” del helado.  inderretibles es imposible, pero nos vale con que podamos disfrutar durante más tiempo conel placer de comerse un helado (sin que esté derretido)

Si aplicas el calor con un secador de pelo a cualquier helado comercial, este empezará a derretirse rapidamente, pero estos helados aguantan hasta más de cinco minutos, y siguen fríos. ¿Y si lo dejamos al aire libre sobre la mesa un rato? El osito resiste plenamente el verano japonés hasta 4 horas.

Resulta impactante que sea a partir de una sustancia natural procedente de la fresa la que sea protagonista de crear helados resistentes al calor, y no compuestos artificiales, como era de esperar.

La Vida Cotidiana.

El helado que no se derrite
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *