El hipo

el hipo, causas y soluciónEl hipo ¿Por qué se produce?

Tener hipo es una situación de la vida cotidiana que puede originar risas o ansiedad (¿te imaginas tener hipo en una entrevista de trabajo importante?).Vamos a intentar explicar el origen y las causas del hipo, diferenciar el hipo normal del hipo de enfermedad y cómo no, algunas soluciones efectivas.

Sabemos qué es el hipo (y si no te lo cuento) pero no sabemos por qué se origina. Vamos a intentar ofrecer una respuesta a tu curiosidad en la vida cotidiana.

 El hipo es una contracción, de forma involuntaria y repetitiva del diafragma. Como si de un temblor del músculo del brazo se tratase. El responsable de la contracción y relajación del diafragma es el nervio frénico (que surge de la médula espinal). Es como decir que el nervio frénico se vuelve loco enviando impulsos anómalos al diafragma. Éste se contrae provocando una inspiración repentina y cierre brusco de la glotis.

 ¿Qué situaciones provocan el hipo?

el hipo La mayoría de las situaciones las conocemos. El hipo surge por comer tomar bebidas carbonatadas (coca cola, fanta, sprite, etc.), comer rápido o comer mucho, situaciones de ansiedad o por ingerir bebidas alcohólicas.

En todas estas situaciones el hipo aparece y desaparece a los pocos minutos. A la mayoría de vosotros os ocurrirá de esta manera, pero existe un bajo porcentaje de la población que tiene hipo durante días o semanas. Este hipo, conocido como “singultus”  se presenta como un hipo normal de corta duración pero con mucha frecuencia, o bien un hipo continuado de varios días.  En estos dos casos, es necesario una inspección médica, ya que puede tratarse de una enfermedad severa.

 ¿Por qué se origina el hipo?

el hipo El origen del hipo se descarta como un mecanismo de defensa del cuerpo ante una reacción externa, por ejemplo, un estornudo, la tos o el cierre de los párpados.  En el caso del hipo continuado, se asume que es una enfermedad y está relacionado con una afección del nervio frénico.

En el caso del hipo agudo (el que solemos tener todos) no hay una definición clara del origen. Se conoce lo que lo causa pero no por qué lo causa. Existe la hipótesis no testada acerca de una relación de tipo evolutiva, y su conservación con respecto a antepasados primitivos relacionados con la respiración fuera y dentro del agua (ranas o anfibios).

Remedios contra el hipo

El tema de los remedios contra el hipo está lleno de curiosidades. Vamos a comentar algunas de ellas.

  • Muchas veces pedimos que nos asusten para quitar el hipo. Pues esto es efectivo por la siguiente forma. Con el hipo se produce una alteración de la frecuencia respiratoria, ya que se encuentra alterada por las contracciones súbitas del diafragma y el cierre de la glotis. Al asustarnos, nuestra frecuencia respiratoria se armoniza porque interrumpimos la respiración de forma momentánea (en la mayoría de los casos se acelera por un aumento de la frecuencia cardiaca, pero también se armonizará).
  • Respirar profunda y tranquilamente: está relacionado con el remedio del susto porque también armonizamos nuestra respiración.
  • Beber un vaso al revés: esta solución, lamentamos decirlo, no es efectiva. Si alguna vez te ha funcionado es porque al beber agua dejas de respirar y reinicias después  el ciclo respiratorio (como los dos puntos anteriores), pero no por hacerlo a la inversa.
  • Comprimir el diafragma: ejerces una fuerza sobre el diafragma controlando los impulsos de contracción y relajación que actúan sobre él.
  • Masajeando la clavícula y el esternón en el punto de encuentro: ya que por esa zona discurre los dos nervios frénicos que nacen de la médula espinal
  • Colocar un objeto frío o caliente sobre el estómago: éste es muy sensible a los cambios de temperatura, y éstos cambios bruscos producen una alteración de la respiración (cuando nos ponen un hielo respiramos con mucha frecuencia) volviendo a la respuesta de los primeros puntos.
  • Dejar de respirar: paras súbitamente la respiración (durante 15 segundos) y la vuelves a reiniciar, controlando las reacciones que provocan el hipo.

Algunas curiosidades sobre el hipo 

  • Parece que el hipo sólo aparece en los mamíferos. Se ha comprobado la existencia de hipo en conejos, ratas y gatos.
  • No siempre se tiene hipo con la misma frecuencia. Puede variar desde 1 por minuto hasta 1 por segundo o más.
  • El record mundial de hipo lo tiene Charles Osborne, que tuvo hipo durante 62 años. Desde 1.922 hasta 1.990. Impresionante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *