El microondas y los elementos metálicos

microondas y metales¿Estamos creando una pequeña bomba nuclear cuando introducimos metales en un microondas?

Todos hemos visto alguna vez que, por descuido o por curiosidad 😉 se ha metido algo metálico en el microondas en funcionamiento. ¿Qué ocurre cuando sucede esto? ¿Es peligroso? Hoy, en la vida cotidiana., volvemos a tocar el tema de los microondas 

Siempre lo hemos oído y seguramente seguiremos oyéndolo en un futuro, a pesar de que la intención de este artículo es cambiar la perspectiva que tiene la gente del microondas. Básicamente, esta sería la segunda parte de la información que estamos dando en la vida cotidiana acerca de los microondas. El anterior lo puedes ver aquí.

 Lo que podemos ver a través de este vídeo es una serie de chispas y «fuegos artificiales» que automáticamente analizamos como peligroso e inmediátamente apagamos el microondas o cortamos la luz. ¿Sabéis por qué sucede?

¿Por qué se pueden formar chispas cuando introducimos un metal en el microondas?

En el anterior artículo hicimos una breve introducción acerca de este tema, en el que contábamos que las partículas electromagnéticas chocan con los objetos metálicos y no son capaces de atravesarlos. Es por eso que si ponemos un alimento dentro de un papel de aluminio y lo intentamos calentar en el microondas, el alimento seguirá tan frío como cuando lo introdujimos. 

Ahora, volviendo al tema de las chispas, cuando un elemento metálico tiene alguna superficie que acaba en punta, actúa como antena, donde los electrones de las ondas electromagnéticas circulan rápidamente por la superficie del metal. Como también vimos en el fuego de san telmo, en los objetos terminados en punta como los mástiles de los barcos de vela o los aviones, como cualquier objeto metálico introducido en el microondas, produce un arco eléctrico en la punta, que es lo que nosotros vemos como una chispa.

En principio esa chispa no va a ir a más mientras no se aumente la potencia del microondas. Seguirán formándose arcos eléctricos de forma aleatoria y terminarán cuando el microondas no genere más ondas.

microondas peligroso

¿Hay peligro cuando ocurre esto?

Que aparezcan estos arcos eléctricos en el interior de nuestro microondas en funcionamiento no es una situación real de peligro en el que rápidamente tendremos que desconectar el aparato y pensar en comprar uno nuevo. De hecho, en principio (y decimos esto porque ahora os contaremos), no hay peligro ni el microondas puede estropearse. 

Ahora bien, no todo el monte es orégano, y aunque no sea una situación real de peligro, sí que puede ser una situación potencial de peligro. La explicación es sencilla. Se están generando chispas de pequeño tamaño que si no interactúan con otro material, se apagarán y no ocurrirá nada. Pero imagínate que cercano o alrededor de dicho objeto metálico, por ejemplo, el papel de aluminio, hay algún objeto inflamable, como papel, cartón, plástico, aceite, etc.  se puede desencadenar un incendio que quien sabe, puede extenderse más allá del propio microondas.

En resumen. Si alguna vez se te ha olvidado por descuido algún metal que acabe en punta o con rugosidades y a los pocos segundos te das cuenta de que aparecen chispas (arcos eléctricos), lo que debes hacer es apagar el microondas por razones de seguridad ante un posible incendio, pero no porque se vaya a producir una pequeña explosión o estés dañando el aparato de forma directa. Apaga el microondas, primero porque, como hemos dicho antes, ningún objeto que esté dentro del metal se va a calentar, al actuar este como un espejo ante las ondas electromagnéticas, y segundo, porque aunque seguramente no ocurra, podría iniciarse un incendio que sin tener que llegar a razones mayores, puede complicarnos el día.

EXTRA. Alimentos que no puedes introducir en un microondas

Guindillas o chiles

A no ser que quieras desalojar de forma violenta tu cocina porque los amigos de tu hijo/a están dejándote la despensa vacía, no lo hagas. La guindilla o chile, cuando se calienta, desprende vapores que al abrir el microondas, te irritarán los ojos y la mucosa. Imagínate si calientas una guindilla con mucha capsaicina, como las de la escala de Scoville.

Huevos

Hay que echarle hu… para calentar un huevo en el microondas ;). El huevo tiene aire en su interior, y si lo calientas, se expande. Como ya no le queda más espacio donde expandirse, si continúa calentándose llegará un momento en el que explotará y te dejará el microondas hecho unos zorros. ¿Tienes curiosidad? ¡Compruébalo! 😉

Por cierto, si encima calientas dicho huevo y está caducado, la liada es bastante gorda. Ah, ¿qué no sabes si está o no caducado? Es tan fácil saberlo…

Vajilla clásica

Algunos tipos de vajilla llevan dibujos y siluetas que, en muchas ocasiones, contienen metales como aluminio. Al calentarlo, volveríamos al principio de este artículo y no sería del todo oportuno calentar alimentos sobre ellos. Recuerda, ¡posible incendio!

Alcohol

Desconocemos las razones por las que alguien calentaría alcohol en un microondas, pero no es aconsejable. Es una sustancia inflamable que puede acarrear una situación peligrosa. Imagínate meter papel de aluminio y un vaso de vodka….

Eso es todo amigos. Aunque nos vamos con un sabor de boca un tanto amargo. ¿Por qué? Porque nos encantaría resolver la duda que mucha gente, incluido nosotros, tenemos acerca de si los recipientes plásticos o taper liberan compuestos tóxicos si los calentamos muchas veces. En un futuro, conoceremos la respuesta. 😉

Un saludo. La vida cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *