El pastafarismo, una nueva «religión»

pastafarismo y el monstruo espagueti voladorEl pastafarismo y la iglesia del Monstruo del Espagueti Volador

¿Qué te parece si iniciamos el artículo de hoy de la vida cotidiana contando que el gobierno de Suiza ha aceptado el colador de pasta como símbolo religioso? Así es, se trata del pastafarismo, una nueva «religión» creada a partir de una protesta social. ¿Quieres saber de qué trata y todas las curiosidades que le rodean a esta religión paródica? ¡Vamos a ello!

Los antecedentes que iniciaron esta iglesia un tanto friki son los siguientes. En Estados Unidos no está permitido enseñar a los niños creencias basadas en que el origen del universo fuese creado por Dios, o lo que se conoce como Teocentrismo. Sin embargo, a partir de 1999 surgieron corrientes que abogaban por considerar que el evolucionismo y también el creacionismo se considerase como una forma más de religión. El creacionismo, con el objetivo de darle unas características más científicas pasó a llamarse Diseño inteligente. Eran las mismas teorías, pero con un nombre distinto.

A raíz de esto Bobby Henderson propuso la creación del pastafarismo y su versión del diseño inteligente, con un espagueti volador o monstruo del espagueti volador que creó el mundo, y exigiendo que se le dedicara la misma atención en los colegios que el resto de religiones. A partir de aquí hubo un intercambio de correos entre el consejo y Bobby que no hacían más que popularizar el pastafarismo, de forma que su página web aumentó progresivamente de visitas, varias personas se unieron a la doctrina y apareció en los medios. El monstruo del espagueti volador se convirtió en una señal de protesta por la educación del diseño inteligente o creacionismo en los colegios públicos.

«No estoy en contra de la religión a menos que pretenda hacerse pasar por ciencia».

pastafarismo. Monstruo del espagueti volador

Las creencias canónicas del pastafarismo

Bobby Henderson, considerado el profeta del pastafarismo, escribió unas creencias canónicas bastante satíricas e irónicas que os las describimos a continuación:

  • El monstruo del espagueti volador creó el universo después de una borrachera. De ahí que el mundo sea imperfecto.
  • Las evidencias que «erróneamente» apoyan la evolución han sido manipuladas por el monstruo del espagueti volador.
  • El monstruo guía a cada persona de forma invisible (a través de sus apéndices tallarinescos) por el camino que debe seguir.
  • Todos los desastres naturales (huracanes, tornados, terremotos, etc.) y aquellos creados por el hombre (calentamiento global) son causa directa del descenso del número de piratas en el mundo.
  • En el cielo pastafari hay volcanes de cerveza y una fábrica de bailarinas de striptease. En cambio, en el infierno hay cerveza caliente y las bailarinas de striptease tienen enfermedades venéreas.
  • El día del pastafari es el viernes, y todos los seguidores deben ir vestidos de piratas.
  • El símbolo principal de esta «religión» es una cruz con un tenedor.
  • Todas las oraciones acaban con la frase Ramén.
  • Un colador en la cabeza es el atuendo del pastafarismo. En Austria ya han permitido hacer los documentos de identificación con coladores en la cabeza.
pastafarismo colador en la cabeza
El uso de ropa y complementos religiosos está permitido en documentos oficiales de Austria

Aquí tenéis una guía interactiva (está en inglés) sobre el pastafarismo que no tiene desperdicio. 😉

La oración pastafari

Oh Tallarines que están en los cielos gourmets
Santificada sea tu harina
Vengan a nosotros tus nutrientes
Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos
Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen.
No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de ti)
y líbranos del hambre…
Ramén.

Creacionistas VS pastafaris

Los creacionistas no se escondieron y un Creacionista de la Tierra Jóven llamado Kent Hovind, retó a los pastafaris por 250.000 dólares como precio a quien lograra demostrar que la evolución era la única manera de originar el Universo y la vida. La respuesta fue clara y contundente. A través de la página web BoingBoing se propuso un nuevo reto de 250.000 dólares y más tarde ampliado a 1.000.000 de dólares a quien consiguiese demostrar empíricamente que Jesús no es el hijo del Monstruo del Espagueti Volador. A día de hoy no nadie ha ganado el reto en ninguna de las dos competiciones.

Un saludo. La vida cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *