El zumo de naranja y las vitaminas

zumo de naranja¡Bebe el zumo rápido, que se le van las vitaminas!

Esta frase muy de madre la tenemos presente seguramente desde que pusimos un pie en la Tierra, y es que si tardamos mucho en tomarnos el zumo de naranja, se pierden las vitaminas y no resulta efectivo. ¿Es realmente verdad esta historia o nos están tomando el pelo? Veámoslo desde la perspectiva de la vida cotidiana.


Si hablamos de zumo de naranja estamos obligados a mencionar la vitamina C, que ya que estamos os diré que no es el alimento con más contenido en esta vitamina, de hecho, está bastante lejos (50 mg/100 g. frente a pimiento rojo con 190 mg/100 g., perejil con 130 mg/100 g. o kiwi, con 90 mg/100 g. entre otros muchos). Nuestro organismo, al contrario de otros muchos, no posee la capacidad enzimática de producir  este nutriente esencial, también llamado ácido ascórbico, y sus funcionalidades la hacen imprescindible para el ser humano.

Ya que os hemos hablado un poco de la vitamina C ahora queremos contaros qué ocurre cuando dejamos un zumo de naranja en la cocina mucho tiempo.

La oxidación de la vitamina C 

Alguna vez en vuestra vida habréis escuchado el termino redox (reducción, oxidación) y si no la explicación es sencilla.  Es una reacción química en la que un elemento (el reductor) transmite electrones de su estructura química (oxidándose) a otro elemento que los acepta encantado (el que va a ser reducido), por lo que el elemento reductor se está oxidando. ¿Quién es el elemento reductor en el zumo de naranja? ¡Exacto! La vitamina C.

zumo de naranja

¿O sea que la vitamina C tiene propiedades antioxidantes y luego resulta que se oxida fácilmente?

Pues sí, precisamente por eso. Al tener esa propiedad antioxidante y tan beneficiosa para nosotros nos»protege» oxidándose y evitando que otros elementos se oxiden, de ahí que forme parte de los ingredientes de muchos alimentos (ácido ascórbico), y lo podrás comprobar fácilmente acercándote a la despensa.

Madres y padres de todo el mundo, ¡volvéis a acertar! ¡A beberse el zumo de naranja rápido se ha dicho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *