Hikikomori, el aislamiento a nivel extremo

niños hikikomoriHikikomori, cuando se decide abandonar la vida social

La cultura japonesa siempre ha sido considerada a ojos occidentales como exótica, extraña y oculta. A ciertas personas les atrae este modo de ver la vida cotidiana, pero otros son mas recelosos. Fruto de la rigidez social los jóvenes huyen de la sociedad y se recluyen en sus habitaciones. Hoy, en la vida cotidiana, os contamos quiénes son los Hikikomori.

¿Qué es un Hikikomori (ひきこもり o 引き篭)?

Se conoce como Hikikomori al término en el que una persona se aisla socialmente y se encierra en su habitación, ya sea por fobia social o problema de ansiedad. En nuestra sociedad quizá podríamos conocer algunos casos aislados de personas, jóvenes en su mayoría, que elige un cierto grado de aislamiento social, ya sea por problemas escolares o algún tipo de ansiedad social, pero ni mucho menos se compara con el nivel de los Hikikomori.

Este trastorno que induce a los niños Hikikomori a encerrarse en su habitación es gradual, como en la mayoría de trastornos de este tipo. Empiezan por tener una discusión con sus amigos o un problema en el colegio y comienzan a encerrarse en su habitación, quizá con la puerta abierta, con cierto grado de comunicación a través del móvil o del ordenador, pero avanza hasta niveles en los que la habitación se cierra con llave. Las madres (las que se encargan de la educación de sus hijos/as) colocan la comida en la puerta y el/ella la recoge para que no haya ningún contacto visual o directamente apagan el ordenador o las videoconsolas y se pasan horas y horas mirando un punto fijo de la pared.

hikikomori

¿Por qué los padres consienten esto?

En cualquiera otra sociedad distinta a la japonesa, el Hikikomori no tiene cabida (por lo menos a este nivel) dado en que hay mucha más relación social entre los padres y los hijos, y ante la más mínima muestra de fobia social se inicia un tratamiento con asistencia ante psicólogos (por lo menos debe ser así). En Japón es totalmente distinto. Ya sabéis que la sociedad japonesa (aún continúan restos de la educación samurái) es muy cerrada y no muestra sus debilidades, y lo mismo pasa con al estructura de la familia. Cuando aparece un problema familiar como el del Hikikomori, se intenta esconder y guardar las apariencias. Sería una deshonra para la familia que la sociedad supiera que su hijo/a tiene un problema.

Lo que hacen es dejar pasar el tiempo y pensar que la situación cambiará por si sola con el paso de los días, meses o años, aunque lo que verdaderamente no saben es que la situación, en la mayoría de las veces, empeora.

Algunos Hikikomori salen por su propio pie al «mundo exterior» pero se inician en otra dura etapa de adaptación, dado que han perdido muchísimo tiempo de estudios y muchísimas habilidades sociales y encima la sociedad japonesa no ayuda.

No sé si conocéis la noticia de que en Japón se están instalando mesas individuales en el comedor de las universidad  para evitar que haya contacto visual entre los estudiantes, ya que ellos odian (en su mayoría) comer en grupo y establecer relaciones sociales mientras se alimentan.

Este de artículos y curiosidades siempre merece un documental que explique detalladamente la vida de un Hikikomori.

https://www.youtube.com/watch?v=UmW2Uy60A6g

¡Nos vemos en el próximo artículo con más curiosidades de la vida cotidiana preparadas! Si te ha gustado, no dudes en compartirlo en las redes sociales. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *