Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

La anosmia o pérdida del olfato

curiosidades de la anosmiaAnosmia, la incapacidad de poder oler

Hoy, en la vida cotidiana, volvemos a tratar algunas enfermedades o trastornos, que por lo curiosos que son nos intrigan. En este caso, hablamos de la anosmia o incapacidad de poder percibir olores. ¿Alguna vez te has planteado no poder oler? Os contamos algunas curiosidades de esta enfermedad.

¿Qué es la anosmia?

La anosmia es la pérdida del sentido del olfato, en todos sus sentidos. Sin embargo, como la paruresis, puede tener distintos grados que van desde la pérdida completa del olfato, hasta una pérdida parcial, conocida como Hiposmia. Como curiosidad deciros que también hay un trastorno conocido como Hiperosmia y que sería todo lo contrario, ya que es un trastorno nervioso que supone el aumento exagerado de la sensibilidad hacia los olores, y puede suponer un problema muy grave en entorno sociales, sobre todo por el tremendo impacto de captación de olores. Imagínate oler un pescado en descomposición si tuvieras hiperosmia.

Sin embargo también existe otra variación de la anosmia en el que sólo se percibe un cierto olor en particular. Es conocido como anosmia específica y puede tener un origen genético.

Históricamente esta enfermedad se ha dado con mayor frecuencia en hombres que en mujeres. Las causas no son de origen genético si no debido a que hace menos de 50 años cada sexo realizaba un rol distinto, el padre trabajaba en la industria y la madre cuidaba a los niños y ejercía de ama de casa. Es por eso que el hombre estaba más expuesto a cualquiera de los problemas que originan la anosmia (y que veréis en el siguiente punto), tales como respirar productos químicos de forma constante y que acaba en un problema crónico, traumatismos en la cabeza, etc. En el caso de la mujer se dan algunas anosmias relacionadas con cambios hormonales,

¿Cuáles son las causas que originan la anosmia?

Esta enfermedad pueda estar originada por varias causas. Una de ellas puede ser por anomalías congénitas en el desarrollo de las placodas olfatorias (por así decirlo lo que forma el techo de las fosas nasales). Otras causas son las siguientes:

  • Causas naturales por envejecimiento y pérdida de la percepción de olores.
  • Respiración constante de productos químicos agresivos
  • Infección viral
  • Parkinson
  • Fumar
  • Anemias
  • Pólipos nasales
  • Envenenamiento por cadmio
  • Drogas intranasales
  • Traumatismo craneoencefálico
  • enfermedad de Wernicke (deficiente nutrición celular que afecta al sistema nervioso central).
  • Uso desproporcionado de descongestionantes nasales
  • Algunos casos de radioterapia
  • Traqueostomías (abertura en la tráquea para permitir el paso de oxígeno a los pulmones cuando alguna parte superior bloquea el paso de aire). No confundir con traqueotomía.

curiosidades de la anosmia

El tratamiento para la anosmia es efectivo siempre que el origen no sea genético o por daño cerebral. En aquellos casos que la pérdida del sentido del olfato es originada por inflamaciones de la mucosa el tratamiento con glucocorticoides (participan en la regulación del metabolismo de carbohidratos) mejoran el problema. Se han dado casos en el que el uso de la acupuntura. También se ha comenzado a estudiar la terapia génica (uso del ADN como agente farmacéutico para tratar la enfermedad), y se ha probado sobre ratones con anosmia congénita (la que no se podía tratar).

La enfermedad en la actualidad

Actualmente se está buscando una mayor participación por parte de la población y la puesta en conocimiento de la enfermedad a través de sociedades. Al ser una dolencia totalmente desconocida, no recibe la importancia que merece, en comparación con otras dolencias como la pérdida de visión, del habla o la sordera, que a fin de cuentas, siguen formando parte de los sentidos del ser humano.

La sensación de vacío que produce el hecho de no poder oler (y en parte saborear) la mayoría de alimentos que se ingieren debe ser tremenda. No obstante, es mucho más llevadera que la pérdida del habla, la sordera o la visión, como hemos comentado en el párrafo anterior.

Como ves los sentidos son importantísimos. Para nuestra web, los sentidos son las redes sociales, no dejes que no quedemos anósmicos socialmente y compártelo!;)

One Comment

  1. Francisca

    25 septiembre, 2017 at 12:47

    Hola, bueno yo perdí el olfato en el año 2.000y pues para mí no a sido fácil ( tengo 51 años) conocí al que hoy es mi marido y padre de mi hijo menor, cómo comprenderán no tengo idea de los olores corporales de mi marido y mi hijo, cabe destacar que hace un mes y medio me realizaron una resonancia magnética y salió todo bien, fumo unos nueve cigarros diarios App., bueno mi consulta es tengo la posibilidad de recuperar mi olfato con alguna cirugía o tratamiento con medicamentos? Fuí a principios al médico y me dijo que ése problema no tenía remedio!! Por favor necesito su respuesta y ayuda atte Francisca.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *