Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

El grandísimo peligro de la basura espacial

basura espacialEl peligro de la basura espacial

El hombre es un gran productor de basura y sólo hay que comprobarlo con la isla de basura que tenemos en el océano. Eso ya lo sabíamos, y no hay nada más que ver cómo estamos dejando el planeta. Lo que es irracional es llegar a acumular residuos espaciales que orbitan alrededor de nuestro planeta. Hoy os comentamos las curiosidades de la basura espacial.

La basura espacial en el año 2013

Actualmente hay más de 21.000 objetos de satélites, cohetes, restos de pintura, etc. orbitando alrededor de la Tierra. Estos objetos se han contabilizado porque tienen un tamaño reconocible por la Nasa. Sin embargo, existen muchísimos más que por su tamaño no se pueden contabilizar pero sí estimar (más de 500.000), y que indudablemente pueden suponer un grave problema para los satélites activos debido a las grandes velocidades de desplazamiento que tienen (imagina un pájaro chocando contra un avión y el gran problema que supone, si lo multiplicamos por la desorbitada velocidad de los cohetes espaciales…).

 La gran preocupación por la basura espacial

Esto es como el calentamiento global. Al principio lo oímos pero no nos preocupamos, pero con el tiempo, cuando proporcionan datos reales del cambio climático empezamos a preocuparnos. Lo mismo ha pasado con esto. Cuando la basura espacial ha llegado a tal punto que los cohetes o satélites tienen que modificar su rumbo para evitar choques o impactos que destruyan por completo la nave.

Científicos americanos estiman que la basura espacial aumenta de forma proporcional a lo largo de los años y que, en 2.055, debido al incremento de los vuelos espaciales y la mayor participación de satélites, aumentará de forma exponencial a tantos niveles que será imposible realizar cualquier misión espacial.

Composición de la basura espacial

La basura espacial está formada por los siguientes componentes:

  • Restos de cohetes: 17 %
  • Objetos relacionados con misiones espaciales: 13 %
  • Naves actualmente operativas: 7 %
  • Naves obsoletas o en desuso: 22 %
  • Resto de objetos: 41 %

El síndrome de Kessler o cascada de ablación

El consultor de la NASA, Donald J. Kessler, experto en basura espacial ha vaticinado un cúmulo de residuos espaciales tan alto en la órbita baja de la Tierra que las probabilidades de que una nave espacial no chocase con cualquiera de estos objetos flotantes sería muy baja, por lo que las expediciones espaciales tendrían tan alto riesgo que se paralizarían por completo.

Hay una teoría de limpieza de la basura espacial en la que se propone un láser de millones de megavatios que, apuntando a los objetos más grandes, conseguiría destruirlos o conseguir cambiar su orbita para que entren caigan a la Tierra y poder aprovecharlos o destruirlos. Esto es sólo una teoría que, con la tecnología actual, es imposible llevarla a cabo.

¡Vota este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *