La bomba Tsar. La más potente jamás detonada

bomba TsarLa bomba Tsar. La más potente jamás detonada

Hoy en La vida cotidiana vamos a hablar sobre la bomba más potente que se ha detonado en nuestro planeta. Seguramente si preguntáramos por ahí, muchos nos dirían las bombas de Hiroshima o Nagasaki, pero no… es la Bomba Tsar.

 

A la Bomba Tsar también se la conoce como Bomba Emperador, Bombar del Zar o el Emperador de las bombas. Ésta fue detonada el 30 de Octubre de 1961 en unas pruebas de la unión soviética.

En un principio la bomba Tsar fue diseñada para alcanzar una potencia de 100 megatones (lo equivalente a la explosión de 100 millones de toneladas de TNT) pero redujeron la potencia a 50 megatones por razones ecológicas y científicas (aunque los Estados Unidos y la propia unión soviética antes de 1991 decían que tenía 57 megatones).

Para evitar que se produjera lluvia radiactiva hicieron un cambio en la bomba. Normalmente las bombas atómicas clásicas utilizaban uranio como pusher/tamper pero en la Bomba Tsar sustituyeron este uranio por plomo, reduciendo su potencia y haciendo que el 97% de la energía liberada fuese por fusión y no por fisión.

El experimento fue llevado a cabo el 30 de octubre de 1961, en Nueva Zembla, un archipiélago situado en el Océano Glacial Ártico. Utilizaron un bombardero ruso modificado para la ocasión, que pintaron de blanco reflectante para evitar en la medida de lo posible la onda de choque térmica que produciría la bomba.

La energía luminosa que provocó la explosión pudo verse a más de mil kilómetros de distancia (incluso con el cielo nublado).La onda que provocó rompió cristales hasta a más de novecientos kilómetros de distancia y dio tres vueltas a la tierra, increíble ¿eh?.

Justo debajo de la zona de explosión (ya que la bomba Tsar explotó a unos 4000 metros de altura) se alcanzaron temperaturas de millones de grados, si un humano hubiera estado en un radio de 100 km de la zona de explosión hubiera sufrido quemaduras de tercer grado. La presión que se ejerció en la zona de explosión fue de más de 200.000 kg/metro cuadrado.

El hongo nuclear alcanzó una impresionante altitud de 64.000 metros.

La bomba Tsar fue 3.800 veces más potente que la bomba de Hiroshima (Little Boy)

Aunque no defendamos el uso y existencia de estas armas, nunca está de más saber algo sobre estas curiosidades.

Un saludo, La vida cotidiana.

 

¡Vota este artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *