La dieta de la malla lingual (y por qué no deberías hacerla)

Hoy vamos a hacer un post un poco diferente, utilizando la poca fuerza que tenemos en La vida cotidiana para llegar a aquellas personas que estén buscando información sobre la “dieta de la malla lingual”, “adelgazar con la malla lingual” y demás intentos de encontrar cómo quitarse esos quilos extra que le sobran…. Y no, aquí precisamente no vamos a venderte la moto, sino que intentaremos hacerte entrar en razón.

¿Qué es la malla lingual?

Algunos pueden que no hayan escuchado esto de la malla lingual o supralingual en la vida, y por eso vamos a explicárselo un poquito por si desean informarse sobre las barbaridades que se están haciendo hoy en día con tal de “perder” peso.

La malla lingual es una técnica cuanto menos cuestionable que están utilizando algunos médicos, si es que se le puede llamar de esa forma (aunque también la practican algunos dentistas y seguramente gente sin titulación, ya que dar unos puntos lo hace cualquiera… lo que la hace aún más peligrosa).

Consiste en enganchar a la lengua mediante puntos de sutura una pequeña malla que va a hacer imposible el masticar y por lo tanto comer alimentos sólidos, ya que sería algo bastante doloroso.

Características de la malla lingual

Procedimiento quirúrgico

El procedimiento es sencillo y lleva aproximádamente unos 15 minutos. Consiste en colocar una malla en la superficie central de la lengua y coserla en los extremos.

Los efectos que se busca con la malla lingual son los siguientes:

  • Bloqueo parcial del sabor, por contacto con las papilas gustativas.
  • Sensación de dolor al ingerir alimentos sólidos
  • Mayor sensación de saciedad con menor consumo de alimentos.

Sin embargo, lo que no se tiene en cuenta es que existen alimentos líquidos que contienen mucha grasa y, por tanto pierde validez el éxito de esta operación. Por ejemplo, un sólido como puede ser una manzana, y que causaría dolor al comerla por contacto con la malla lingual, es mucho más saludable que 1 litro de batido de chocolate, que podemos beber con la malla y no causaría dolor.

¿Por qué la gente adelgaza con la dieta de la malla lingual?

La pregunta es un poco obvia pero no por ello debemos olvidarnos de que hay gente que “adelgaza” haciendo esta barbaridad y se lo cuenta a sus allegados, estos ven el resultado a corto plazo y empieza así el peligroso efecto bola de nieve.

Adelgazan ni más ni menos porque no comen, solo ingieren líquidos y en algunos casos batidos que ni mucho menos son sustitutivos de la comida y por lo tanto no aportan todo lo necesario.

La cantidad de kilocalorías que ingieren son muy inferiores a las que su cuerpo necesita y por lo tanto adelgazan, si no es tan difícil… es matemática simple, lo malo es la vía que se toma para crear ese déficit energético.

Este tratamiento suelen utilizarlo durante unas semanas o un mes, prometiendo adelgazar decenas de kilos, cuando realmente esto dependerá del consumo energético de cada persona individual.

Sin embargo, esta técnica está llena de inconvenientes y problemas asociados a su colocación en la lengua.

Duración del tratamiento

La duración de la malla lingual colocada en la boca depende de la cantidad de peso que se desee adelgazar.

De media, suele permanecer en la lengua durante 1 mes, aunque se podrá repetir 2 semanas después para continuar perdiendo peso.

Sin embargo, nada de esto tiene sentido si no existe reeducación nutricional. Es decir, si tras quitarnos la malla lingual volvemos a las andadas y consumimos todo tipo de alimentos poco recomendables, entonces no estaremos haciendo nada más que perjudicar nuestra calidad de vida.

¿Qué inconvenientes tiene la dieta de la malla lingual?

Colocación de la malla lingual

Pues la verdad es que todos los que os podáis imaginar. Lo principal y que debe preocupar seriamente a aquellas personas que estén pensando en ponerse una malla lingual es que van a estar desnutridos si únicamente se alimentan de líquidos, seguramente sufran anemia y desequilibrios de todo tipo.

Recordemos que estamos hablando de dar puntos en la lengua, esto conlleva por definición dolor constante.

Puede ser que para instalarte la malla sea necesario utilizar anestésicos locales como lidocaína, pero después de esto vendrá el dolor cada vez que queramos utilizar la lengua.

A su vez, el no utilizar la lengua durante este periodo de tiempo va a hacer que pierda tono muscular y una posible atrofia de las papilas gustativas.

El mal aliento está casi garantizado, ya que al no poder tener una higiene bucal adecuada se van a quedar restos atrapados bajo la malla que empezarán a descomponerse.

También existe riesgo de infección ya que los puntos de sutura no dejan de ser heridas abiertas susceptibles a todo tipo de cosas.

¿Cuánto cuesta el procedimiento?

Además de poner en riesgo la salud con una alternativa más que radical para perder peso, también tiene un coste que hay que asumir, por supuesto.

La media de coste de la operación, colocación y retirada a las 3 o 4 semanas está entre 600 a 900 dólares. La mayoría de las operaciones de malla lingual se realizan en América Latina.

Existen muchas alternativas menos radicales para perder peso…

El sentido común nos dice que realizar una operación para impedir poder tomar alimentos sólidos sin recibir dolor es bastante difícil de entender. Sería algo parecido a sellarnos la boca y permitir solo la entrada de líquidos.

Existen vías muchísimo más sanas para perder peso y que no solo van a mejorar tu aspecto visual sino que van a mejorar tu salud de forma exponencial, que es de lo que se trata.

Esto es tan simple como concienciarse, marcarse pequeños retos e ir paso a paso ya que una perdida explosiva de peso acarrea el conocidísimo efecto rebote.

Levántate de la silla, deja el ordenador y empieza a andar, que adelgazar es muy pero que muy simple. Solo consiste en tener mucha fuerza de voluntad y comer menos de los que gastas. Son números sencillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *