La publicidad subliminal

curiosidades de la publicidad subliminal¿Estamos sugestionados con la publicidad subliminal?

Hoy nos encontramos con una de las curiosidades presentes en nuestra vida cotidiana, la publicidad subliminal. Es algo que sabemos que existe sólo que no es tan fácil de reconocer, y, de alguna forma, nos hace mella sin saber cómo. Vamos a contaros todo lo que sabemos de este sistema de publicidad.

Exactamente ¿Qué es la publicidad subliminal?

Cuando hablamos de publicidad subliminal nos referimos a todo aquel medio, ya sea por imagen, vídeo o sonido que lleva de forma oculta y por debajo del nivel del umbral de percepción consciente, un mensaje incitando al consumo del producto.

La explicación está llena de curiosidades. Resulta que cuando se emite un vídeo con una cadencia de alrededor de 14 imágenes por segundo, no somos capaces de percibir de manera consciente cada una de esas imágenes de forma separada, pero nuestro cerebro sí, por lo que una vez visto el anuncio, no nos hemos quedado con la copla del asunto, como se suele decir, pero nuestro cerebro ha captado cada uno de los mensajes subliminales de forma inconsciente. Este mecanismo de acción puede repercutir en nuestro organismo de 2 formas. Una es incitando al consumo directo, es decir, “quiero esta marca específica de desodorante”. Y otra acción de la publicidad subliminal es provocarnos una sensación de necesidad, por ejemplo, sed, hambre, etc. “Tengo ganas de tomar algo dulce, una coca cola por ejemplo”. Sin embargo, no se sabe con exactitud hasta qué punto puede funcionar.

La publicidad subliminal fue estudiada por James McDonald Vicary (1915-1977). Fue un famoso publicista de origen estadounidense, y muy conocido por sus polémicos métodos. Realizó un falso experimento en el que acreditaba la efectividad de la publicidad subliminal. A pesar de tratarse de un mito, fue tenido en cuenta por muchos gobiernos, incluido el de Estados Unidos, el cuál prohibió la publicidad de este tipo, catalogándola por encima de la publicidad engañosa (del que nos gustaría en un futuro hablar del tema), o la comparativa (el zumo Primosol es mejor que el zumo Tíosol).

publicidad subliminal

El experimento de Vicary es considerado como una leyenda urbana. Lo que hizo fue emitir una imagen de pocas décimas de duración durante la filmación de una película en un cine. Algo como “coma palomitas y beba coca cola”, imperceptible para el ojo humano pero sí para el cerebro.  El resultado del experimentó hizo aumentar la venta de palomitas en un 58% y el refresco en un 18%

La revista de la Asociación Estadounidense d Psicología se ha tomado en serio los resultados del efecto de la publicidad subliminal, demostrando que lo que realmente hace un anuncio de estas características es potenciar el efecto y reforzar una determinada conducta. Es decir si tienes sed, te dan aún más ganas de beber, por decirlo de alguna manera.

¿Hasta qué punto puede afectarnos e incitarnos al consumo? El experimento de Coca cola Vs Pepsi

La doctora en economía, Annette Schäfer, publicó un estudió bajo el nombre de “Neuromarketing” analizando por qué Coca cola se ha convertido en una de las marcas de refrescos más valoradas y vendidas, cuando en las catas a ciegas, se suele preferir la Pepsi.  Resulta que Read Montague, un neurólogo y divulgador científico americano realizó en el año 2003 un curioso experimento a 40 personas.  Se les evaluaron sus actividades cerebrales mientras recibían 35 diferentes refrescos con cafeína, parecidas a la Coca cola. Los resultados están llenos de curiosidades. Resulta que la Pepsi producía una mayor actividad en el putamen ventral, una zona del cerebro relacionado con los sentimientos de satisfacción, pero sin embargo, la mayoría de los participantes del experimento preferían la Coca cola. ¿Estaban sugestionados por la publicidad subliminal? Sea publicidad subliminal o publicidad consciente, el conocer la marca lleva a un cambio básico en la actividad cerebral.

Algunos casos de publicidad subliminal

 publicidad subliminal    curiosidades de la publicidad subliminal

curiosidades de la publicidad subliminal

Los mensajes subliminales negativos funcionan mejor que los positivos

Un estudio realizado en Reino Unido en la universidad de Londres y publicado en la revista Emotion confirma que la información subliminal con valores negativos tiene mayor efecto que la de valor positivo.  «En nuestro estudio demostramos que la gente sí puede percibir el valor emocional de los mensajes subliminales y que la gente están mucho más compenetrada con las palabras negativas», expresa.

 La conclusión final es que no se ha logrado demostrar con suficiente realismo si los mensajes subliminales funcionan o no en el mundo real. ¿Vosotros qué pensáis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *