Los cables submarinos

cables submarinos¡El mar está repleto de cables submarinos!

Si uniésemos todos los cables submarinos que se encuentra en el fondo de nuestros mares y océanos podríamos dar la vuelta a la Tierra 22 veces. Tiene explicación porque podemos conectarnos sin problemas y al instante con un cotidiano que está en Hong Kong, pero, ¿realmente hace falta tantos cables submarinos?

¿De qué están hechos los cables submarinos?

cables submarinos
1. Polietileno.v4.
2. Cinta de tereftalato de polietileno.v4.
3. Alambres de acero trenzado.
4. Barrera de aluminio resistente al agua.
5. Policarbonato.
6. Tubo de cobre o aluminio.
7. Vaselina.
8. Fibras ópticas.

En 1950, los cables submarinos estaban hechos de fibras coaxiales de cobre, pero actualmente han sido sustituidos por cables de fibra óptica, con una velocidad de transmisión de datos altísima, alrededor de 7,1 Terabits por segundo. En la actualidad existen diversos tipos de cables. Por ejemplo, el cable tipo SL, de origen americano y con 6 fibras ópticas. tiene una protección plástica aislante y un diámetro total de 2,5 mm. De origen británico está el NL-1, con 4 fibras ópticas un diámetro total de 26 mm. Cables submarinos japonenes como el FS-400M, también son muy utilizados, y que puede llegar a los 32 mm de diámetro. Estos son 3 ejemplos, pero hay muchos más, y todos se utilizan dependiendo de la zona donde se vayan a instalar. Por ejemplo, depende de las corrientes marinas, de la actividad pesquera, la profundidad, etc.

¿Por qué tantos kilómetros y kilómetros de cables?

El hecho de que tu puedas llamar a un amigo en el otro lado del planeta de forma casi automática y en décimas de segundo no es cosa del azar. Casi el 99 % de las comunicaciones en nuestro planeta se hacen a través de estos cables submarinos, y no a través de satélites, como quizá muchos pensábais.

Nosotros nos limitamos a utilizar la tecnología pero casi nunca nos planteamos lo que hay detrás, y en este caso son miles y miles de kilómetros de cables, en concreto 900.000 km, la mayoría de ellos debajo del mar. Esto tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, que estén en el mar es positivo desde el punto de vista de comodidad en cuanto a que… no molestan. De hecho la mayoría de nosotros no sabíamos que existían y se encontraban en el mar. Es mucho mejor que tenerlos en postes aéreos, por supuesto. Pero esa «comodidad» también tiene su problemática, y es el mantenimiento.  Todos los océanos están conectados con una red de barcos que se dedican a mantener siempre operativa la red de cables submarinos. Si en algún caso, alguno se rompiera, ojo, es un hecho muy común, allí estará un barco para arreglarlo dentro de las profundidades marinas.

cables submarinos

El Sea Me We 3

Este extraño conjunto de palabras forman el mayor cable submarino del planeta Tierra. Une Alemania con Corea del Sur. Éste es el más largo pero no el único. Existen muchísimos más que conectan Norte, Sur, Este y Oeste del planeta, imagínate, 900.000 kilómetros de cables submarinos repartidos por todos los océanos. Plantéatelo de otra manera, cualquier isla con población (excepto aquellas remotas que no tiene conexión telefónica ni internet) necesitaría un cable.

Cuando se rompen los cables submarinos…

El océano es un entorno hostil para los cables. En sus comienzos, éstos cables no estaban sumergidos lo suficiente, y constantemente se rompían por anclas,redes y motores de barcos. Más tarde se instalaron en las profundidades marinas, mejorando la susceptibilidad a rotura pero también, dificultando su mantenimiento.

Los cables submarinos son una golosina para los peces. La mayoría de ellos se recubren de algas y otros vegetales marinos, que luego son mordidos por estos animales. Pero la mayoría de las roturas se producen por las anclas de algunos barcos (imagínate una ancla segando corales…y cables, en zonas superficiales) o movimientos de tierra. Arreglarlos es de vital importancia, ya que cortas súbitamente la comunicación de un país entero o una isla. Al año se producen entre 100 y 200 roturas de cables que son reparadas constantemente, algunos de ellos situados a más de 1.000 metros de profundidad. Repararlos no tiene que ser una tarea fácil…

¿Cómo se repara un cable submarino?

Los fallos se detectan a través de sistemas de gestión de los cables submarinos. En ese momento, los «barcos cableros» que se encuentren en las mediaciones se acercan a la posición exacta del cable cortado o con imperfecciones. El momento de arreglarlo pasa por las siguientes fases:

  1. Cortar el cable: necesitan izarlo al barco y para ello tienen que cortarlo. Esta acción lo hace un barco específico conocido como draga de corte.
  2. Ahora es preciso «capturar»el cable cortado para subirlo al barco. La draga de captura consigue cazarlo. Es necesario recoger los 2 extremos para, una vez arreglado, unirlo de nuevo mediante un empalme.
  3. Dentro del barco, se inspecciona el cable, se arreglan las partes afectadas o bien se sustituyen. Más tarde se unen los dos extremos.
  4. Ahora es cuestión de volver a sumergir los cables submarinos. Esta operación se puede realizar mediante ROV (vehículo operado remotamente), que guía durante todo el proceso de inmersión.
  5. Una vez está sumergido, se reactiva el tráfico por esa línea.

Todo este proceso no es sencillo ni es cuestión de horas. Arreglar un corte puede llevar entre 5 y 15 días y eso sin contar el tiempo de desplazamiento de los barcos hasta la «zona 0». Además de esto, hay diversos factores que acortan o alargan el tiempo, como la profundidad, el tipo de cable o el origen del problema.

Por último aquí os dejo un estupendo mini documental, sobre los cables submarinos:

¿Te ha cambiado el concepto que tenías de que la mayor parte de las comunicaciones no van por satélite? 

¡Ah! Una última curiosidad. Podéis ver el mapa de cables submarinos repartidos por todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *