Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

Los niveles de bioseguridad en los laboratorios

Los niveles de bioseguridad en los laboratorios

Hace no mucho tiempo y por el reciente repunte de virus Ébola hicimos un post en el que explicábamos por qué es tan peligroso y por qué se le ha de tener respeto, y también hablamos que éste virus sólo podía ser manipulado en laboratorios con el máximo nivel de bioseguridad y por lo tanto hoy veremos cuántos niveles de bioseguridad existen.

En este caso ocurre al contrario que los niveles de alerta DEFCON, los niveles de bioseguridad en laboratorios van desde el nivel uno al cuatro, siendo este último el que tiene las máximas medidas de seguridad y cómo no… el que más llama la atención de la gente y aparece en todas las películas.

Como ocurre con las agencias de seguridad, los E.E.U.U. son los que manejan el cotarro y en concreto son los del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades los encargados de calificar y dividir en cuatro los niveles de bioseguridad en un laboratorio según el riesgo biológico de aquellos patógenos que se manipulan en él.

nivel de bioseguridad símbolo amenaza

NIVEL DE BIOSEGURIDAD 1

Este nivel de bioseguridad es el más bajo, aquí se encontrarían los laboratorios que trabajan con los agentes patógenos menos peligrosos, aquellos que no son una amenaza para la salud de los individuos y que en personas sanas no deberían suponer ningún problema, aunque en estados de inmunodepresión sí que podrían causar algún problema (como casi cualquier patógeno).

Algunos ejemplos de microorganismos que se estudian en este tipo de laboratorios son Escherichia coli no patógenas, algunos virus, Bacillus y en general todos aquellos hongos, parásitos, bacterias, priones o lo que sea que no suponga una amenaza.

Las medidas de seguridad en este tipo de laboratorio son muy básicas, de hecho no están separados del resto del edificio, se utilizan mesas de laboratorio normales y corrientes, el ambiente no está presurizado, y las medidas de seguridad del personal son mínimas: guantes, gafas de protección, bata y poco más, cualquier persona que haya realizado prácticas de laboratorio sabe por dónde van los tiros.

Para la desinfección de este tipo de laboratorio se pueden emplear útiles de limpieza que utilizamos en nuestras casas, por lo tanto con simples desinfectantes serán más que suficientes.

NIVEL DE BIOSEGURIDAD 2

Este nivel de bioseguridad no difiere mucho del anterior, ahora se manipulan agentes patógenos un poco más peligrosos como podrían ser las salmonelas, toxoplasma (sí, el famoso parásitos… si te suenan palabras como “gato” y “embarazadas” vas por el buen camino, ya hablaremos de el más adelante en algún artículo), hepatitis B, etc. En general no han de causar la muerte ni poder transmitirse por el aire y son patógenos frente a los que se suele tener inmunidad o que exista un claro tratamiento a mano.

En estos laboratorios sí es necesario que haya personal con experiencia en el manejo de patógenos y supervise la zona de trabajo. Ahora sí se empelaran campanas cerradas o de flujo laminar en los casos que sean necesarios, la entrada al laboratorio estará limitada cuando se esté trabajando en él, deberá existir la señal de bioseguridad en la que indique con qué agente se está trabajando, y en cuanto a esterilidad y limpieza más o menos igual que en los de nivel 1.

NIVEL DE BIOSEGURIDAD 3

Aquí ya empezamos a hablar de palabras mayores, los patógenos que se manipulan y estudian en este tipo de laboratorio son capaces de crear bastantes daños a un humano e incluso provocar la muerte. La transmisión ya puede ser por todas las vías, por lo que aquellos agentes que se transmitan por el aire podrán ser estudiados en estos laboratorios.

Al incluirse la transmisión por el aire ésta va a ser una de las grandes diferencias con respecto a los laboratorios con nivel de bioseguridad 2, en éstos la ventilación va a estar controlada con el exterior en todo momento y si fuera necesario además de trabajar en cabinas el personal tendrá que utilizar sistemas de respiración individual, para evitar así problemas de contaminación por inhalación de las gotículas.

El acceso a las instalaciones del laboratorio van a estar muy controladas, ya no solo cuando se esté trabajando sino que ahora es en todo momento. El personal que trabaje en este tipo de laboratorios debe tener una preparación más específica si cabe que en los de nivel 2, aunque por lo demás van a ser bastante parecidos.

NIVEL DE BIOSEGURIDAD 4

Aquí llegamos al máximo nivel de seguridad, estos laboratorios son los que nos hacen flipar cuando se ven en las películas y seguro que más de una de estas veces ha sido la inspiración para que algunos científicos lo sean hoy en día. Los agentes patógenos con los que se lidian en estos laboratorios son especialmente mortales y representan un elevado riesgo para la salud pública mundial, ya que incluso en muchos de ellos no existe ni tratamiento (como hablábamos en el caso del Ébola).

traje nivel de bioseguridad 4

Aquí si existen bastante más diferencias:

Estos laboratorios deben estar separados de cualquier edificio, aunque también podremos encontrarlos en edificios pero siempre y cuando estén aislados el uno del otro y la zona esté controlada.

Los accesos al laboratorio van a tener diferentes zonas de control, por ejemplo salas de duchas, de vacunas, de luz ultravioleta, y en general todo tipo de sistemas de detección y eliminación de agentes patógenos. El traje de protección que utiliza el personal que trabaja allí es de lo más conocido de todo este tema que estamos tratando.

Estos trajes son un gran elemento de protección ya que no permiten el acceso de aire del exterior, de hecho en el interior del traje hay una presión positiva para que en caso de rotura del traje en algún punto, no se introduzca por ahí aire con el posible agente patógeno sino que sea al revés, por ahí sea por donde salga el aire (supongo que si la rotura es muy grande, más vale que corras 😉 aunque tus compañeros te encierren en una sala acristalada ya que eres un peligro andante… jajajaja, venga va me dejo de peliculeos, pero tras semejante tocho que llevo escrito necesitaba hacer una gracia de las malas).

Hablando de presiones, las salas del laboratorio van a tener una presión negativa, justo al contrario que el traje, para que en caso de que se abra alguna puerta o algo por el estilo no se escape aire del laboratorio sino que lo “succione” del exterior, evitando de esta manera que el agente se pueda escapar.

El personal que trabaje aquí ha de tener la máxima experiencia y conocimientos, como puedes imaginar aquí no vas a hacer tus prácticas de la universidad (aunque algunas universidades tienen laboratorios de nivel de bioseguridad 4 en sus instalaciones, a ver si con suerte una vez en la vida veo uno)o sí, quién sabe, pero si esto ocurre que sepas que la gente que te rodea son tops en sus áreas de estudio.

Existen laboratorio de nivel de bioseguridad 4 en : Australia, Argentina, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Taiwán. Como veis en España no tenemos ninguno, no sé por qué no me extraña nada…

EJEMPLOS DE PATÓGENOS Y ENFERMEDADES

En el nivel de bioseguridad 1: Bacillus subtilis, E. coli, varicela, hepatitis canina.

En el nivel de bioseguridad 2: Hepatitis A, B y C, influenzavirus A, salmonelas, borrellias, dengue, scrapie, rubeola.

En el nivel de bioseguridad 3: Bacillus anthracis, encefalitis equina venezolana, virus SARS, Mycobacterium tuberculosis, tifus, VIH, fiebre de las montañas rocosas, fiebre amarilla, malaria (Plasmodium falciparum) y tripanosomiasis (Trypanosoma cruzi).

En el nivel de bioseguridad 4: Virus Ébola, virus Lassa, virus de Marburgo en general todos aquellos virus hemorrágicos que son especialmente mortales.

Bueno espero que el tocho os haya gustado y seguro que la he liado la hora de escribir los nombres de microorganismos, ¡ya suficiente tuve con mi profesora de micro!. Los que me conozcáis ya sabéis que no soy muy devoto de la “escritura estricta” y de las tonterías que cada día acepta la RAE.

Un saludo, La vida cotidiana.

¡Vota este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *