Mezcla frigorífica o Mezcla criogénica

mezcla frigoríficaMezcla frigorífica o Mezcla criogénica

Hace poco en la vida cotidiana hablábamos sobre por qué se echa sal en las aceras y carreteras para evitar el hielo. Pues hoy vamos a utilizar el hielo y la sal pero para otra cosa, es conocida como mezcla frigorífica o mezcla criogénica y es capaz de… sigue leyendo y te sorprenderá.

Por definición, una mezcla frigorífica es toda mezcla en la que se obtiene una temperatura inferior a la de los componentes por separado.

Existen muchísimos componentes que al juntarse son capaces de bajar sus temperaturas, pero los más conocidos son la Sal (NaCl) y el Hielo. La temperatura  mínima que se alcanzará va a depender de la cantidad de sal añadida hasta llegar a una proporción óptima donde la disminución de temperatura será máxima.

Explicación

Cuando añadimos sal al hielo, como ya vimos anteriormente, el punto de congelación del agua baja hasta -21ºC por lo que el hielo comienza a derretirse. Se derretirá más o menos hielo en función de la cantidad de sal que echemos.

En la zona en la que esté en contacto el hielo con la sal comenzara a aparecer agua concentrada con sal, que va a tender a diluirse. El hielo cuando se funde va a absorber calor de ésta agua concentrada en una proporción equivalente al calor latente de fusión del hielo, que son unas 80 calorías por gramo fundido de hielo.

La disolución va a perder esta energía (calorías) por lo que se va a enfriar por debajo de los 0ºC, pudiendo llegar a alcanzar temperaturas del orden de -20ºC.

Aplicaciones de una Mezcla frigorífica

mezcla frigorífica cervezaPues todas las que se os puedan venir a la cabeza. Seguro que más de uno ha echado sal alguna vez a un cubo lleno de cervezas y cubitos, seguramente no sabía por qué lo hacía pero se lo habría visto hacer a alguien.

Otro tipo de aplicación de una mezcla frigorífica es el de hacer campeonatos a ver quién es el más tonto del grupo de amigos… y seguramente no entendáis mis palabras hasta que veáis los siguientes videos. El experimento llevado a cabo en sus cuerpos, todo por la ciencia. Ni qué decir tiene que esto es pura ironía, no lo hagáis en casa ya que podréis tener quemaduras bastante serias, solo hace falta darse una vuelta por youtube.

Si queréis hacer el experimento en casa ya sabéis, no hagáis como los anteriores. Os recomiendo utilizar hielo picado y en un recipiente ir haciendo capa de hielo, capa de sal, capa de hielo, capa de sal y así un par de veces más. Introducís un termómetro en el interior y veréis como irá bajando la temperatura drásticamente. Por cierto os recomiendo que mováis el termómetro de vez en cuando porque cuando yo realicé esta práctica en la facultad me tiré como 30 minutos mirando fijamente el termómetro y este no bajaba, hasta que lo movimos y bajó a -19ºC.

Si habéis llegado hasta aquí seguramente seáis curiosos como nosotros, por lo que también te recomiendo cómo fabricar cubitos de hielo transparentes y perfectos, y que te pasees por la web que seguro te encantará.

Espero que os gusten este tipo de explicaciones y curiosidades.

Un saludo, La vida cotidiana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *