Mezclar churras con merinas

¿Qué son y por qué no se deben mezclar churras con merinas?

Mientras escribía el post sobre qué es la sarna, en el que decíamos que muchas veces utilizamos refranes o frases hechas sin comprender muy bien la frase me vino a la cabeza la típica frase de “mezclar churras con merinas” o “no mezcles churras con merinas” y sus variables.

Estoy seguro de que la frase «mezclar churras con merinas» es aún más utilizada que la de la sarna pero a la vez es la más desconocida, por no hablar de las múltiples variables y degeneraciones con la que podéis encontraros ahí fuera, como pueden ser “mezclar churras con meninas” o peores.

churras con merinas meninas

Para los que vayan perdidos aun viendo la foto del inicio, las churras y las merinas son dos tipos de ovejas, no son dos tipos de frutos (como yo creía de pequeño) ni nada por el estilo.

¿En qué se diferencian las churras y las merinas?

La oveja churra es una raza autóctona de España, con origen en Castilla y León, de la cual se obtiene leche y carne de una muy alta calidad. Su lana es demasiado basta por lo que el principal uso de la oveja churra es el de la obtención de leche (para quesos, yogures, etc…) y carne.

Se las puede distinguir muy fácilmente ya que poseen manchas negras en sus cabezas y patas como si de un dálmata se tratase, como siempre una imagen vale más que mil palabras.

ovejas churras con merinas

La oveja merina se diferencia de la churra en que no poseen las manchas negras en su cabeza y extremidades, y que la calidad de su lana es muchísimo mayor, ésta es más larga y fina que la otra, que era más basta. Por eso el principal uso de este tipo de ovejas es la de producción de lana.

Estas propiedades han hecho de la oveja merina un animal imprescindible en todas las partes del mundo, por lo que seguramente sea la oveja más abundante en el planeta. Os dejo otra imagen para que podáis ver como son y poder distinguirlas.

ovejas merinas, churras con merinas

¿Por qué no se deben mezclar churras con merinas?

Porque al mezclar ambos tipos de especies, se crearía un híbrido el cual no destacaría en ninguna de las cosas que destacan sus progenitores, no tendría la lana que tiene la oveja merina ni la calidad de las leches y carnes de la oveja churra.

Espero que os sirva y cada vez que utilicéis la expresión “mezclar churras con merinas” os acordéis del por qué.

Un saludo, La vida cotidiana.

 

 

 

4 comentarios en “Mezclar churras con merinas

  • el 15 noviembre, 2013 a las 12:37 am
    Permalink

    Pregunta ¿saldría el dicho porque las mezclaron y el resultado fue decepcionante? Es curioso, siempre he sabido que eran dos tipos de oveja pero, curiosamente, en el pueblo donde me crié utilizaban el término «churra» para azuzar a las vacas. De hecho, a los terneros de un año a dos (erales) los llaman churros :S

    Respuesta
    • el 15 noviembre, 2013 a las 10:35 am
      Permalink

      Pues la verdad es que tiene toda la pinta, muchas veces con el ensayo y error es como se aprende y más en los pueblos. Si yo tuviera que apostar apostaría a lo que dices, que las mezclaran y saliera de ahí un híbrido penoso que no servía para nada.

      Y el término churra en las vacas… ni idea, pero si está relacionado con el «churrasco de ternera», bienvenido sea.

      Respuesta
  • el 23 septiembre, 2014 a las 3:31 pm
    Permalink

    No mezclar churras con merinas básicamente se refiere a que cada una de ellas tiene un tipo de lana y para evitar la confusión les separan para que la lana quede diferenciada. Y como refrán popular es no mezclar un tema con otro.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *