Origen del gato japonés de la suerte Maneki-Neko

¿Cuál es el origen del famoso gato japonés de la suerte Maneki-Neko?

De vez en cuando vemos por ahí la figura del mítico gato con la pata levantada y sabemos que es algo oriental y que da buena suerte, pero poco más. Por eso hoy vamos a hablar un poco sobre su supuesto origen y por qué se dice que da buena suerte el gato Maneki-Neko.

Uno de los errores que solemos cometer con mucha frecuencia en temas relacionados con los asiáticos es la de confundir cosas de China con cosas de Japón, y como no podía ser de otra manera con el gato Maneki-Neko ocurre lo mismo. Si le preguntáramos a la gente cuál es el origen del famoso gato con la pata levantada nos dirán que es chino, cuando su procedencia real es de Japón. Sí, como el ritual del Harakiri.

El significado en japonés de “Maneki-Neko”

Todos sabemos que la figura del gato  Maneki-Neko moviendo la pata o levantándola viene a significar algo así como “buena suerte” o “bienvenido”, esto que queda confirmado si vemos que el “Maneki” viene del verbo maneku y este significa en japonés “saludar” o “invitar a pasar” y por otro lado Neko que significa gato.

Conclusión: Maneki-Neko = El gato que te saluda o te invita a pasar.

El origen del gato de la suerte Maneki-Neko

Aquí viene la historia curiosa, he de admitir que ha sido viendo un programa de callejeros viajeros cuando han medio explicado la procedencia de esta famosa figura y ha despertado mi curiosidad, por lo visto y como suele ocurrir con estas cosas, el origen no es algo cierto 100% sino que son leyendas, unas más aceptadas que otras pero curiosas cuanto menos (igual que en el origen de la palabra testificar o la Ley de Murphy), os voy a contar la que han contado en el programa y que curiosamente también citan en la wiki.

gato japonés Maneki-NekoPor lo visto la historia se remonta al siglo XVII en un templo de Tokio que se encontraba en un momento económico difícil y peligraba su existencia. En él habitaba un sacerdote con su gato de la raza bobtail japonés (si esperabas un gato Ashera ibas apañado 😉 ).

Un día en el que había una gran tormenta en la zona, un señor feudal llamado Naotaka II hizo la gran imprudencia de refugiarse de la tormenta bajo un árbol. Mientras estaba bajo él, vio como un gato le estaba haciendo gestos con la pata como queriendo decir que se dirigiera hacia él. Incomprensiblemente Naotaka II le hizo caso y fue hacia el gato cuando de repente un rayo fulminó el árbol donde se estaba refugiando.

Tras este acontecimiento, el agradecido Naotaka II al cual le sobraba el dinero como buen señor feudal de la época, financió las reformas y todo lo que necesitó el sacerdote y su gato.

Tras salvarle la vida el gato, se creó la leyenda que perdura hasta nuestros días y el simbolismo del mismo. Al ver una estatua con la pata levantada o moviéndose todos lo asociamos a buena suerte, por lo que espero que solo por el mero hecho de contaros esta historia nos de buena suerte tanto a los que escribimos como a ti que nos lees.

Al final como ocurre con todo este tipo de historias, una vez que se vuelve un artículo comercial aparecen miles de derivados y se desvirtúan las historias, por ejemplo en el caso del gato Maneki-Neko existen de diferentes colores al cual a cada uno se le atribuye una característica diferente, o que según si levanta la pata izquierda o la derecha quiere decir una cosa u otra. Pero bueno, a nosotros lo que nos ha gustado ha sido la historieta y espero que os haya gustado a vosotros también.

Un saludo, La vida cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *