¿Por qué nos dan ganas de vomitar?

El mecanismo reflejo del vómito se puede producir por diversos motivos en nuestra vida cotidiana. Algunas veces bien porque nos pasamos con el alcohol, nos sienta mal la comida (sí, sí, la hamburguesa…), porque nos mareamos, o porque vemos una situación repugnante a través de nuestros ojos. Sea como fuese, vamos a contar el por qué.

Cotidiano, si estás leyendo esto es porque alguna vez en tu vida has sufrido esto. Los momentos previos antes de vomitar con náuseas y dolor de estómago son catastróficos. Nuestro cerebro sabe que lo vamos a hacer tarde o temprano pero no podemos controlarlo, a menos que intentemos ponerle remedio con técnicas infalibles,los dedos en la garganta o el Ipecac. Por cierto este último muy recomendable de ver el vídeo.

El vómito o emesis

El término extraño para muchos, emesis, es la forma que tiene nuestro estómago de rechazar algo que te has tomado. Se cree que evolutívamente estamos diseñados desde principios de la humanidad para rechazar el veneno, hecho totalmente lógico ya que en épocas pasadas éramos mucho de probar cualquier planta o animal que nos pareciese atractivo.

¿Qué nos empuja a vomitar?

ganas de vomitar einstein

En lenguaje cotidiano, nuestro cerebro tiene un filtro donde detecta sustancias perjudiciales para el organismo. Dichas sustancias circulan por la sangre, una vez se absorben los nutrientes. Se conoce como el «centro del vómito» y está función la realiza el Bulbo Raquídeo. Dicho «centro del vómito» está repleto de quimiorreceptores que detectan la más mínima variación de la concentración normal de la sangre.

Si por ejemplo te tomas una hamburguesa en mal estado (sí, sí, hamburguesa, es lo que dirían los padres…;) ), una vez absorbida y en la sangre, el Bulbo Raquídeo detecta concentraciones anormales y decide eliminar todo lo que haya en el estómago, no vaya a ser que siga pasando compuestos tóxicos a la sangre.

¿Por qué vomitamos cuando nos introducimos los dedos?

Si estamos hablando del centro del vómito y las sustancias tóxicas, no tendría sentido que al introducirse los dedos en la boca se produjese el vómito, a no ser que tuviéramos dichas sustancias tóxicas para el organismo impregnadas en nuestros dedos. Pues no, no es así. En la parte posterior de la boca, justo al inicio de la faringe hay «sensores» que, al tocarlos, realizan el mismo estímulo en el Bulbo Raquídeo.

¿Por qué vomitamos cuando nos mareamos?

Otro hecho común es marearse cuando desequilibramos nuestro cuerpo, ya sea por ir en el coche y leer, recorrer curvas, dar vueltas, etc. Igualmente, la respuesta está en nuestro cerebro. Al hacer cualquiera de las actividades anteriores (y muchas más) desequilibramos y confundimos a nuestro cerebro, el cuál está recibiendo contínuamente respuestas y estímulos contradictorios. Se conoce como cinetosis o mareo por movimiento. Nuestra vista ve algo que nuestro oído interno (el encargado del equilibrio) no es capaz de contrastar, provocándose un desajuste.

El cerebro está conectado al estómago mediante el vestíbulo espinal, por lo que envía estímulos a dicho órgano provocando náuseas, vértigo, sudoración, etc. Si el problema persiste y los órganos siguen desequilibrados el cuerpo tiende a expulsar cualquier alimento del estómago pensando que puede ser la causa del problema.

 ¿Cómo se corta el vómito?

Hay veces que es «imposible» cortar el vómito por mucho que lo intentemos y a pesar de que prácticamente tenemos el estómago vacío (esa sensación que hemos vivido todos los que hemos sido estudiantes 😉 ). En casos de gravedad se debe recurrir a antieméticos. cuyo efecto es reducir las náuseas y las ganas de vomitar.

Bueno, y como nos encantan las curiosidades os vamos a dar un dato que seguramente no conocíais.

cortar las ganas de vomitar apretando la muñeca

Si tienes náuseas leves puedes intentar cortarlas presionando de forma continua el interior de la muñeca. Es algo parecido al efecto que haría la acupunturaNo es mentira, se han hecho numerosos estudios (Dibble SL, et al. Acupressure for chemotherapy-induced nausea and vomiting: a randomized clinical trial. Oncol Nurs Forum 2007;34(4):813-20.) y es realmente efectivo. Eso sí, sólo para náuseas leves. Si te has metido entre pecho y espalda media botella de vodka dudo mucho que este método funcione ;).

Un saludo. La vida cotidiana.