¿Por qué se taponan los oídos en el avión?

El taponamiento de los oídos en el despegue o aterrizaje

Una gran parte de la población se ha montado alguna vez en el avión, así que sabrá de qué estamos hablando. Cuando se inicia la maniobra de despegue solemos notar (no a todos nos pasa) cómo se nos taponan los oídos. Una molestia más que solemos sufrir los animales y que se quita al poco tiempo. Sin embargo…¿sabes por qué se produce? Vamos a verlo.

Las personas solemos tirar por el camino fácil y ante un problema, con conocer la solución ya no es suficiente. Sin embargo, muy poca gente se para a pensar en el por qué. ¿Un ejemplo claro? El típico golpe en el lateral del televisor para corregir la deficiencia de señal. Le damos un golpe a la tele y en algunas ocasiones se corrige (momentáneamente) el problema.

-Ale. solucionao!!

¿Cuántos de vosotros os habéis exprimido el cerebro pensando por qué c… se ve mejor después de darle el golpe? ¿Acaso se asusta la tele? En fin.. dejemos este caso para un futuro artículo.

¿Qué tiene que ver esto con el taponamiento de los oídos? Pues simplemente, que la conducta del ser humano ante un taponamiento es abrir la boca y así se alivia. Sin embargo, muchos de nosotros no sabemos por qué se soluciona el problema al abrir la boca. ¡Vamos a contarlo!

¿Por qué se taponan los oídos al cambiar de altura (y por ello, de presión)

Tanto al que viaja en avión como el que bucea, está sometido a un cambio constante de presiones. Nuestro oído funciona «bien» cuando la presión interna y externa es la misma, es decir, está equilibrada. Sin embargo, cuando hay una diferencia de presiones, se produce un «taponamiento». Algo así como una forma curiosa que tiene nuestro oído medio de decir:

-Eh, aquí pasa algo, cierra el conducto por si acaso…

equilibro de presión en el oído
Equilibrio de presiones en el oído

La trompa de eustaquio, el boss de las presiones

En esto, como en todo, hay un jefe que controla todo. Hablando de las presiones en el oído, el jefe sería la trompa de Eustaquio. Lo que hace es proteger todas las estructuras del oído medio frente al cambio de presiones.

Ojo, estos cambios de presiones no sólo se producen al viajar…

Un mayor porcentaje de los que se han subido a un avión han estado resfriados. Pues seguro que en este angustioso periodo en el que nuestros ojos lloran, nuestra nariz se enrojece y tenemos siempre a mano los pañuelos se nos ha obstruido el oído. No es otra cosa que un simple bloqueo de la Trompa de Eustaquio.

¡TOMA NOTA!, si te pitan los oídos no estamos hablando de un cambio de presiones, si no un problema de tinnitus o acúfenos. Aquí te contamos de qué trata.

Un exceso de cera en los oídos, una otitis o incluso una sordera permanente son la causa de dichos «bloqueos» que tampoco tienen que ver con viajar en avión y los cambios de presiones.

Este mecanismo del ser humano es un medio para equilibrar la presión interna y externa, sólo que no lo hace instantáneamente. Por eso, al poco tiempo y cuando las presiones se igualan volvemos a oír perfectamente. De ahí que abrir la boca ayude a compensar dicha diferencia de presión. ¿Por qué? Porque al estirar los músculos de la mandíbula (maxilar) conseguimos despejar las vías auditivas.

¿Qué hacer para solucionar este taponamiento en los oídos?

Hay algunos truquillos que utiliza mucha gente para equilibrar las presiones y abrir el conducto auditivo. Una de ellas es abrir la boca, aunque comer chicle durante el despegue y aterrizaje del avión funciona. Bostezar (¿te acuerdas del origen de bostezar?), toser o estornudar también pueden ayudar ya que, básicamente, es abrir la boca bien abierta.

bostezo para desatascar el oído

Ya sabéis, cuando viajéis en avión o en coche y tengáis problemas de taponamiento de oídos, pensad en este artículo y los medios para solucionarlo. ¡Equilibrad las presiones! 🙂

Un saludo. Esta y más curiosidades, en La vida cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *