Curiosidades, entretenimiento y explicaciones cuasi-científicas

Tinnitus o acúfenos. Problemas por la música alta

tinnitus acúfenos música alta cascos¿Sueles llevar los cascos con la música alta? Conoce los tinnitus o acúfenos

Como solemos hacer en La vida cotidiana de vez en cuando, vamos a meter un poco de caña a alguien, esta vez centramos nuestro foco de la irresponsabilidad en aquellas personas que llevan la música alta en los cascos, que pasas al lado de ellos por la calle y parece que llevan una discoteca (por no hablar de los que llevan la música a tope en el coche, etc), hablemos de sus consecuencias… el tinnitus o acúfenos y la sordera.

Los riesgos de llevar la música alta

No solamente puede provocarnos sordera o tinnitus, también podemos sufrir accidentes con peores consecuencias que quedarnos sordos o tener pitidos. Me estoy refiriendo a ser atropellados por un coche que no escuchamos, un tren que no nos fijamos y tampoco escuchamos, o que directamente nos hace perder concentración en aquello que estemos haciendo, por no hablar de los casos en los que no escuchas las sirenas de una ambulancia, etc.

Pueden parecer cosas descabelladas pero estoy seguro que conocéis a alguien al que le ha ocurrido algo parecido y ha tenido algún percance por llevar la música alta.

¿Qué son los tinnitus o acúfenos?

De forma general, podríamos decir que los tinnitus o acúfenos son sonidos, zumbidos, pitidos o ruidos que escuchamos en el oído pero que realmente no son producidos por ninguna fuente emisora externa. Vamos, que escuchas “cosas” que realmente no existen, sino que son producidas por ti, y ahora veremos por qué ocurre esto.

Ahora es cuando dices, ah si a mí también me ha pasado, de vez en cuando he escuchado pitidos en el oído… bueno es normal, eso también son tinnitus y no es que nadie esté hablando mal de ti o te estén nombrando por algún lado (cosa que podríamos poner perfectamente en nuestra sección de mitos), El problema viene cuando los tinnitus o acúfenos son una constante, cuando el ruido no cesa y se mantiene.

La música alta y los tinnitus

Las causas de estos zumbidos como suele ocurrir muchas veces en la medicina, no se conocen con absoluta certeza pero sí se sabe que están relacionadas con algunas patologías (como tapones en los oídos, algunos síndromes, infecciones, etc), traumatismos, estrés, y sobre todo se ha relacionado con la exposición constante a altos niveles de ruido.

música alta tinnitus acúfenos

¿Nunca te han pitado los oídos al salir de una discoteca?

Cuando estamos sometidos durante mucho tiempo a niveles de sonido superiores a 110 decibelios es cuando aparecen los problemas, y digo sonido porque no siempre es el ruido el responsable ya que muchísima gente que trabaja montando escenarios de conciertos y cosas parecidas también suelen padecer tinnitus y no hacen precisamente “ruido”.

Al superar los 110 decibelios lo que ocurre es una destrucción de las vainas de mielina que recubren los axones, que por si no os acordáis son los encargados de conducir el impulso nervioso entre neuronas.

Al estar dañadas las interconexiones encargadas de transmitir las señales eléctricas desde los oídos hasta el cerebro, se produce una mala función del oído ya sea con una pérdida de audición, aparición de tinnitus o acúfenos (zumbidos, pitidos, etc) e incluso la sordera.

Lo recomendable para no tener este tipo de problemas es escuchar música hasta un máximo de 85 decibelios, que parece que no pero es algo que se alcanza con bastante facilidad en los auriculares convencionales.

¿Pueden desaparecer los tinnitus?

Por suerte si la exposición no ha sido muy traumática, la capa de mielina es capaz de regenerarse y volver a funcionar a pleno rendimiento o con una leve pérdida, por eso muchas veces la sordera es reversible, en unos tres meses es capaz de regenerarse por completo.

Por desgracia para aquellas personas que sufren los tinnitus de forma crónica aún no se ha dado con una forma de solucionarlo, pero lo que está claro es que en muchas ocasiones es algo que podemos evitar tener si prevemos un poco de precaución.

Este es un problema que suele afectar a trabajadores de aeropuertos, todos los relacionados con la música, trabajadores que utilizan maquinaria industrial muy ruidosa, pilotos, y un sin fin de personas más, que aunque utilicen cascos o tapones para protegerse, nunca es suficiente.

Para acabar y como dato curioso personal os diré que tras ver la fórmula 1 en directo probé a dormir con tapones y mano de santo, probadlo y me contáis.

Un saludo, La vida cotidiana.

¡Vota este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *